Música y lucha, Nina Simone en sus propias palabras

Viernes 22 de Febrero 01.26 GMT


Música y lucha, Nina Simone en sus propias palabras


Probablemente has escuchado hablar de Nina Simone. Tus abuelos o padres la oían. La conociste por la radio o un canal de televisión. ¿Quién te la presentó? ¿Un hermano? ¿Una amiga? Lo sabemos, nadie escapa a Nina Simone.

Poseedora de una voz con capacidad de adentrarse en ti y llevarte por las notas más tristes del blues, los acordes más lúdicos del soul y los compases más complejos del jazz. Nina Simone fue sin duda, "La alta sacerdotisa del soul".

“El talento no es una bendición sino una carga. No soy de este planeta. No vengo de donde ustedes. No soy como ustedes.”  Nina Simone.


Eunice Kathleen Waymon, como se llamaba en realidad, fue una extraordinaria cantante, compositora, pianista y una ferviente luchadora social.

La vida de Nina no fue nada sencilla. Durante toda su vida experimentó distintos tipos de discriminación. Principalmente, por ser mujer y afrodescendiente.

"Te digo lo que es la libertad para mí: no tener miedo". Nina Simone.


Niña Nina

Nació en Tryon (Carolina del Norte) en 1933. A los dos años cogió su primer instrumento, un órgano. A los cuatro ya tocaba el piano para la iglesia de su comunidad.

Desde pequeña comprendió que la vida y la música iban siempre de la mano. Con ellas, le acompañaban también el dolor y el desencanto. Así como la cruda realidad.

Su lucha comenzaría cuando comenzó a recaudar fondos para poder asistir al Conservatorio Julliard, ubicado en un "barrio blanco", con el fin de poder formarse como pianista clásica.

Pero sería en la iglesia donde enfrentó su primer reto, con tan solo 12 años, en su debut en un recital de piano.

Sus padres, -que se encontraban en primera fila- fueron retirados. ¿Por qué? Por ser negros. Fue ahí que Nina mostró el carácter que la definiría para siempre.

Se negó a cantar hasta que sus padres estuvieran presentes. Este acto vislumbraba lo grande de su ser.

Con el tiempo, los dólares que ganaba y el apoyo de su profesora, Marian Anderson, le permitieron estudiar piano en la Escuela de Música Juilliard en Nueva York.

Aún con todo el esfuerzo, no pudo alcanzar su sueño. Rechazada del Instituto de Música Curtis por su color de piel, Simone enfrentaría la decepción.

Fueron esas barreras raciales y problemas económicas lo que acercaría a Simone al jazz y al blues.

“Para la mayor parte de los blancos, jazz significa negro y jazz significa sucio y eso no es lo que toco. Yo toco música clásica negra.” Nina Simone.


Simone

En 1954 cambió su nombre por el que el mundo le llamaría. Este alias se lo había dado un novio (Nina por la palabra "niña" y Simone por la actriz francesa Simone Signoret), pero la verdadera razón fue para esconderle a su madre que trabajaba en el Club Atlantic City.

Su primer gran éxito llegaría con I Love You Porgy de George Gershwin, que perteneció al Top 40 de Estados Unidos. Después, My Baby Just Cares for Me fue utilizada por Chanel para su perfume No. 5.

Mientras todo pintaba mucho mejor en la música, Simone continuaría su otra lucha, la social.

Se involucró en el Movimiento por los Derechos Civiles de las comunidades afroamericanas. Incluso, apoyó la violencia de las Panteras Negras debido a la realidad insoportable de su gente.

Importantes himnos como: To Be Young, Gifted and Black, Blacklash Blues, Mississippi Goddam, I Wish I Knew How it Would Feel to be Free y Pirate Jenny contienen un fuerte y poderoso mensaje político y social de protesta.

Pero I put spell on you es quizás el track más hermoso y covereado de toda su obra, que sin tener un tono tan agresivo como las anteriores, no deja de ser un canto con toda el alma afroamericana.

Su voz inconfundible, áspera y grave comenzaba a hacerse eterna. Cuando ella cantaba no existía nada más en cada rincón de cualquier lugar.

Pero su voz no lo era todo, ella poseía una gran técnica pianista que la llevó a experimentar y dominar aquellos ritmos que los blancos denominabas "de negros".

“Moriré a los 70 años de edad, pues después solo hay dolor.” Nina Simone.


Nina Simone, profeta

Es poco sabido, pero Nina también dejó plasmado su legado en letras.

Su autobiografía I Put a Spell on You, co-escrita con Stephen Cleary, fue un trabajo durante más de 30 años donde relata sus inicios, dificultades y pináculos.

Diagnosticada con bipolaridad, Nina dibujó sus ambivalencias en los compases de su voz y sus manos.

Esta enfermedad se agudizaría. Vendrían ataques de paranoia, agresividad y comportamientos erráticos que finalmente la llevarían a un exiliada en Barbados, seguido de un ir y venir de país en país.

Tal como ella lo predijo, Nina murió el 21 de abril de 2003, cerca de Marsella.

Sacerdotisa, hechicera. Su voz y su música cautivaron al mundo y la colocan como una mujer que jamás se conformó con nada.

Joven, negra y con talento, ella es Nina Simone.