5 mujeres jazzistas contemporáneas que te harán amar el género

Jueves 04 de Abril 17.18 GMT


5 mujeres jazzistas contemporáneas que te harán amar el género


Contrario a otros tiempos, la escena del jazz cuenta con mujeres jazzistas talentosas e innovadoras que con su arte llevan el género a diversos rincones del mundo.

Es bien sabido que el jazz es uno de los géneros musicales más complejos de ejecutar e interpretar.

Incluso, es difícil caracterizarlo y definirlo. Aunque nació a finales del siglo XIX en Estados Unidos, se ha extendido a todo el planeta.

Músicos de todo el mundo contribuyen a su evolución. Nunca antes había sido tan intensa la colaboración entre ellos.

Lo conforma la mezcla de diversas corrientes, influencias de cada región y estilos agregados que emergen en momentos inesperados.
Aunque siempre fue un género protagonizado por los hombres, músicos leyenda y bandas inmortales, como en todos los géneros musicales.

Poco a poco, las mujeres han ganado mayor visibilidad.

Por ejemplo, la revista mensual de jazz Downbeat, en 2016 nominó a más de cien mujeres jazzistas como las mejores exponentes.

Cada vez son más las premiadas y reconocidas por sus vanguardias e innovaciones en la composición que realizan.

Las mujeres jazzistas contemporáneas han dejado de ser sólo voces excepcionales o melódicas.

Se han convertido en exponentes que lo mismo tocan el saxofón, piano o guitarra.

Cécile McLorin Salvant (1989 – Estados Unidos)

 

Con tres discos en solitario, esta vocalista reinventa la forma de cantar e interpretar el jazz.

Tiene la habilidad de trasformar las desgastadas letras en canciones refrescantes, pareciera que son nuevos sencillos.

Comenzó sus estudios de piano clásico a la edad de cinco años, e inició a cantar en la Sociedad Coral de Miami cuando tenía ocho años.

Fue la ganadora del primer premio en el Concurso Internacional de Jazz Thelonious Monk en 2010.

Este premio incluía un contrato de grabación con el sello discográfico Mack Avenue Records, con quien ha publicado sus álbumes siguientes.

Mimi Fox (1956 - Estados Unidos)

 

Nacida en Nueva York, Mimi Fox comenzó con la batería a los nueve años y al año siguiente fue conquistada por la guitarra

Ha tocado y grabado en estudio con músicos como Stevie Wonder, Charlie Byrd, Charlie Hunter, Branford Marsalis y Diana Krall.

También ha escrito e interpretado partituras originales para orquesta.

Por si fuera poco, tiene un modelo de guitarra con su nombre.

Como educadora, ha impartido clases magistrales en todo el mundo mientras se desempeñaba como jefa del programa de Guitarra en la Escuela de Jazz en Berkeley.

Matana Roberts (1975 - Estados Unidos)

 

Esta saxofonista nacida en Chicago, es una de las sensaciones de la escena jazzística contemporánea.

Su talentoso se escapa de los márgenes que acotan el jazz. Incluso aunque su adscripción al género le venga desde el costado de la música libre e improvisada.

Pero su obra no sólo se queda en el jazz, Roberts es editora de la publicación Fat Ragged. Y participa en eventos de teatro, danza y poesía.

Además de tener sonoridades hipnóticas y alucinógenas, la música de Matana es también de protesta y lucha.

En sus múltiples expresiones artísticas denuncia las desigualdades sociales y el racismo en el país norteamericano.

Matana es una de las mujeres jazzistas más prometedoras y de lucha combativa.

Hiromi Uehara (1979 - Japón)

 

Es una compositora de jazz y pianista nacida en Hamamatsu, Japón.

Se le conoce por manejar una técnica virtuosa y actuaciones llenas de energía con mezclas de diversos géneros.

En sus canciones, se puede escuchar una fusión que va desde el jazz, pasa por el rock progresivo y culmina en la música clásica. Un tanto ecléctica la japonesa.

La pequeña genio de Tokio, como es apodada, deslumbra por su aspecto dócil y fuerza interpretativa.

Angelika Niescier (1970 - Polonia)

 

Angelika Niescier es una notable saxofonista y compositora nacida en Polonia, pero con residencia en Alemania.

Es considerada una de las figuras más representativas del nuevo jazz europeo.

Además, es comisionada para componer obras a favor de producciones teatrales, cuerpos de danza y cine.

Tiene una banda de jazz de la que es la líder. Se llama Angelika Niesciers – sublim.

Está conformada por Florian Weber, piano; Sebastian Räther, contrabajo y Christoph Hillmann , batería.

El talento, la energía, la potencia y sensibilidad, han hecho de la música de estas mujeres jazzistas una manera distinta de apreciar dicho género musical.

Además, abren paso a las nuevas generaciones de mujeres jazzistas.