Freddy Mamani y el surgimiento de una nueva arquitectura boliviana
9973
post-template-default,single,single-post,postid-9973,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Freddy Mamani y el surgimiento de una nueva arquitectura boliviana

Después de algunos años redactando y conociendo el mundo de la información, sé que las historias más interesantes siempre tienen ese toque de magia, gratas coincidencias y una pizca de talento y amor por aquello que se hace.

Esta historia es una de ellas. En El Alto, pequeña y joven ciudad boliviana con casi un millón de habitantes, un ex albañil está revolucionando la forma de ver la arquitectura en esta región.

Freddy Mamani está creado la identidad visual de la ciudad con colores brillantes y diseños únicos que resaltarían en medio de cualquier paisaje.

Mamani nació en el pequeño pueblo de montaña de Catavi y comenzó su carrera como albañil y luego como constructor. Ahora es un arquitecto autodidacta.

Sus edificios son un homenaje a su pueblo

Pero también son símbolos de estatus. De acuerdo con Artsy, sus construcciones fueron llamados “versiones andinas de McMansion suburbano” por el New York Times en 2013.

Y es que estos “palacios” son comisionados por la clase alta de la ciudad con una población bastante desigual.

Como sea, Freddy explicó que sus obras están “traduciendo ideas antiguas en una ciudad contemporánea”.

Todo el concepto de Mamani transmite alegría, belleza y quizá una esperanza de transformación para esta ciudad.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment