Arte

Yoko Ono, del fluxus al feminismo

Yoko Ono, del fluxus al feminismo

Yoko Ono visitó la Ciudad de México para promover Tierra de Esperanza, uno de sus más recientes proyectos, y que puedes conocer en el Museo de Memoria y Tolerancia. En él, explora las violaciones a los derechos de las mujeres mexicanas, entre otros temas. Falsa y lamentablemente, Yoko es una de las mujeres más odiadas de la historia por haber sido la causante de la –supuesta– separación de The Beatles.

Pero en FAHRENHEITº, creemos que es importante hablar de la otra Yoko: la artista visual que muchos alaban y pocos aprecian. Antes de conocer a John, Ono era famosa gracias a su participación en Fluxus, corriente que empleaba elementos del arte conceptual –como el texto– y el performance –al realizar acciones artísticas– que impulsaba que las personas crearan a partir de actos lúdicos. Esto incorpora un poco del espíritu Dadá al permitir que el usuario cree a través del juego y junto con el artista una pieza de arte.

Un ejemplo es esta pieza:

Yoko Ono, del fluxus al feminismo

Pieza de Limpieza III | Trata de no hablar mal de nadie | a) por 3 días b) por 49 días c) por 3 meses | Observa qué ocurre en tu vida.

Esta pieza no es una pintura, pero utiliza el lenguaje como medio para crear una acción con intención artística. La belleza de la pieza es el acto de limpiar psicológicamente a partir de una pequeña acción sugerida por Yoko; por supuesto, también posee una función poética gracias al texto.

Feminismo

Finalmente, Yoko posee un discurso fuertemente feminista. A esta artista siempre le interesó la relación mujer-sociedad. Dicha investigación se exacerbó cuando se sintió atacada por ser la mujer que separó a The Beatles, hecho que interpretó como resultado del machismo que residía en la sociedad norteamericana.

Un ejemplo de su discurso feminista es Cutting Piece, en la cual invita a su audiencia a cortar un pedazo de su ropa con unas tijeras. El punto era no sólo observar hasta qué grado la gente se atrevía a desnudarla, sino también exponerla como un objeto sexuado. Un caso similar es la pieza Rhythm O de Marina Abramovic.

Para hablar de la obra de Yoko, se requiere un poco más que este pequeño artículo. No obstante, podemos decir que la artista –como la corriente Fluxus– se enfocaba en los pequeños detalles así como en lo simple y lo lúdico sin importar si se trataba de un texto o una acción.

Estas son algunas de las piezas que encontrarás en el Museo de Memoria y Tolerancia y las Rejas de Reforma.

Yoko Ono, del fluxus al feminismo

Pieza en el Museo de Memoria y Tolerancia que relata los abusos a las mujeres mexicanas.

***

Yoko Ono, del fluxus al feminismo

Yoko Ono mantiene sus mensajes poéticos hasta el día de hoy.

Últimas noticias