Letras

William Shakespeare: ¿fue en realidad un genio?

“Ser o no ser, tal es la cuestión…” Una de las frases más famosas del escritor inglés William Shakespeare, podría ser tanto la obra de un genio como uno de los engaños más elaborados de la historia.

William Shakespeare es uno de los autores más importantes de la literatura. Casi todas las personas conocen la historia de Romeo y Julieta, y han escuchado por lo menos aquel famoso verso de Hamlet. Pero ¿qué hizo que Shakespeare se convirtiera en la figura que hoy día es? Sus escritos, cuya mayoría fue pensada para el teatro, lo cual lo hizo un autor muy popular en la Inglaterra Isabelina –y para la sociedad contemporánea–.

william-shakespeare-genio

Su escritura entendía los gustos populares de la época y lograba sacar gran provecho de sus historias como también de los personajes que creaba. Sin embargo, durante algún tiempo se ha cuestionado si las palabras de este gran escritor fueron producto de su genio o fruto de uno de los mejores plagios de la historia.

El plagio es una práctica bastante practicada a lo largo de la historia. Desde el inicio de los tiempos, el ser humano ha querido reproducir la naturaleza y sus fenómenos, como también en el plano metafísico nuestra concepción de nosotros mismos es a partir del ser una copia de la naturaleza divina; a imagen y semejanza diría la frase.

Sin embargo, aunque el plagio es una práctica tan popular y tan aceptada, no significa que sea una opción –en el mundo creativo existen muchos personajes que hicieron esta práctica magistralmente–. Prueba de ello es el libro Steal like an artist, corrientes artísticas como el apropiacionismo o la famosa frase de T.S. Eliot: Un poeta inexperto escribe, un poeta maduro sabe cómo copiar”. 

william-shakespeare-genio

El plagio de Shakespeare

La teoría del plagio de Shakespeare surge a partir del siglo XVIII, alimentada por el hecho de que existen muy pocos escritos biográficos sobre el Bardo de Avon. Además, se presume que Shakespeare, hijo de un modesto comerciante, no poseía los medios para acceder a los conocimientos necesarios para escribir sus dramas, los cuales contenían bastantes complejidades intelectuales como astronomía y ciencias.

Por el contrario, se sugiere que las obras habrían sido escritas por un verdadero intelectual de la época, entre cuyos candidatos se encuentran Sir Francis Bacon, Christopher Marlowe o el Conde de Oxford (Edward de Vere).

william-shakespeare-genio

William Shakespeare no era un escritor: era un genial carpintero del teatro, un actor que copió y plagió maravillosamente los textos que había en su época…, menciona Manuel Ángel Conejero, presidente de la Fundación Shakespeare de España al periódico El País.

El acierto de Shakespeare fue acomodar las lecturas más importantes de su tiempo en forma de soneto, pues esa era su especialidad: el autor manejaba los sonetos y la prosa con maestría; de aquí nace su riqueza.

(Este monólogo es recitado por Tom Hiddleston, representando a Enrique V).

Otros autores que también pudieron haber sido plagiados son Petrarca, Montaigne, Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz. Sin embargo, hay que aclarar que este ha sido un tema de debate por siglos y que aún no se ha llegado a una conclusión definitiva. Como todo, existen quienes defienden fervientemente la obra del autor, como los que la degradan, y algunos otros como Manuel Ángel Conejero que tratan de verlo con objetividad.

Por eso nos gustaría abrir esta pregunta para debate: Shakespeare: ¿genio o falsificador? ¿Cuál es tu opinión?

Últimas noticias