Cine

Viajes fuera del tiempo y el espacio

Dicen que antes de morir, uno debe viajar a cuantos lugares pueda, pues sólo así se es consciente de cuán pequeño es nuestro mundo y que nuestra vida, nuestra historia, es una más entre millones. Viajar nos muestra prácticas que jamás hubiéramos imaginado y que, definitivamente, desafían nuestras creencias y convicciones más profundas.

Este conteo no es un viaje con escalas alrededor del mundo, pues tiene un destino diferente: uno que no está en ningún lugar ni en ningún mapa. Aquí, las brújulas no funcionan. Nuestro camino es uno: el interior del ser humano: su imaginación. Acompáñanos en este viaje fuera del tiempo y el espacio.

Alice (1988) de Jan Švankmajer

viajes-fuera-del-tiempo-y-el-espacio-1

Hace 150 años, Charles Lutwidge Dodgson, mejor conocido como Lewis Carroll, escribió Alice’s adventures in wonderland, novela que ha cautivado niños, matemáticos, filósofos y políticos a través de la historia. La obra cuenta con distintas adaptaciones cinematográficas, sin embargo, la mejor de todas corresponde al artista checo Jan Švankmajer, quien mediante muñecos y la técnica stop-motion, obtuvo un filme surrealista con una atmósfera de pesadilla. Las referencias al poeta Edgar Allan Poe y la leyenda alemana Fausto son innegables.

Sen to Chihiro no kamikakushi (2001) de Hayao Miyazaki

viajes-fuera-del-tiempo-y-el-espacio-2

Después de la noche sigue el día, y por ello Sen to Chihiro no kamikakushi (2001) ocupa el segundo lugar. Dirigida por el japonés Hayao Miyazaki, ha sido catalogada como una de las mejores películas de animación de todos los tiempos. La cinta cuenta la historia de Chihiro, una niña perdida en un mundo desconocido. Sola y llena de miedo, pronto descubre que deberá armarse de valentía para recuperar a sus padres y regresar nuevamente a casa.

Le Petit Prince (2015) de Mark Osborne

viajes-fuera-del-tiempo-y-el-espacio-5

Afortunadamente, ésta no es otra reproducción del libro francés más leído de toda la historia: Le Petit Prince del escritor y aviador Antoine de Saint-Exupéry, ¿de qué hablamos? De la cinta homónima del estadounidense Mark Osborne. Presentada en el Festival de Cannes 2015, recibió excelentes críticas por reinventar las enseñanzas que el habitante del asteroide B 216 cosecha a través de su viaje interplanetario, las cuales podrían sintetizarse en la sentencia: ‘On ne voit bien qu’avec le cœur. L’essentiel est invisible pour les yeux’.

2001: A Space Odyssey (1968) de Stanley Kubrick

viajes-fuera-del-tiempo-y-el-espacio-4

Aunque no mira hacia algún escenario ficticio, es un viaje hacia el futuro; el más largo que ha emprendido nuestra especie: 2001: A Space Odyssey (1968). La cinta lleva al límite las leyes de la física, y nos conduce desde el despertar de la humanidad, esto es, el instante en que nos convertimos animales racionales y fuimos conscientes del mundo y nosotros mismos, –¡empieza a sonar Also Sprach Zarathustra de Richard Strauss!– hasta la creación de la inteligencia artificial, el contacto con vida inteligente más allá de las nubes, y la elevación de la mente humana.

Le voyage dans la lune (1902) de Georges Méliès

CUL03.MADRID, 21/07/2012.- Imagen cedida por TCM Autor de uno de los fotogramas de la pelÌcula "Viaje a la Luna", de Georges MËliÈs (1902), en la versiÛn restaurada para el documental "El viaje extraordinario", de Serge Bromberg y …ric Lange, que emitir· ese canal maÒana.EFE/SOLO USO EDITORIAL/

Sin lugar a dudas, el primer lugar es para Le voyage dans la lune (1902), película muda y en blanco y negro dirigida y coescrita por el francés Georges Méliès. Inspirada en las novelas De la terre à la lune de Jules Verne y The first men in the moon de H. G. Wells, es considerada la primera cinta de ciencia ficción. Para nosotros, este es el ejemplo perfecto sobre cómo la imaginación puede conducirnos a mundos desconocidos e incluso inexistentes, e inspira los viajes más hermosos y las acciones humanas más loables.

Últimas noticias