Cine

Oz el poderoso: ¿Magia verdadera o ilusión prestidigitadora?

Oz el poderoso: ¿Magia verdadera o ilusión prestidigitadora?

Por: Hidalgo Neira (@Hab_101)

 

 

Título original: Oz the Great and Powerful

Dirección: Sam Raimi

Reparto: James Franco, Mila Kunis, Rachel Weisz, Michelle Williams, Zach Braff, Bill Cobbs, Joey King

Inspirada en el personaje creado por Lyman Frank Baum en su icónica obra literaria de 1900 ‘El Maravilloso Mago de Oz’, se recomienda su lectura para una major comprensión cinematográfica.

Oscar Zoroaster Phadrig Isaac Norman Henkel Emmannuel Ambroise Diggs, major conocido como Oscar Diggs, es un ilusionista de segunda mano que recorre Estados Unidos en un circo errante. Chantajista y embustero, Oscar conquista a cualquier chica que le cree sus cuentos gastados. Este ‘mago’ tiene una indiferencia y hastío por la convencionalidad, es por eso que recurre a sus trucos baratos… para escapar de la irracional realidad.

Un día escapa en un globo aerostático pero a los pocos minutos se encuentra atrapado en un tornado al borde de la muerte y es entonces cuando jura hacer el bien pidiendo una última oportunidad. Así es como nuestro prestidigitador va a parar a Oz, una tierra fantástica y sobrenatural.

Esta película, dirigida por Sam Raimi y estelarizada por James Franco (Mismos que hicieron dupla en la trilogía anterior de Spider-Man), es previa a los sucesos que ya mundialmente conocemos. Me refiero al viaje de Dorothy a esta misma tierra en donde tendrá una travesía con un espantapájaros, un hombre de hojalata y un león.

Disney aprovecha el relato de L. Frank Baum de ‘El Maravilloso Mago de Oz’ para tomar solo pequeñas remembranzas, dar vida al ilusionista proveniente de Kansas (En el filme es de donde viene pero en el libro dice venir de Omaha, Nebraska) y desarrollar una historia de inicio para los personajes que luego serían trascendentales durante la aventura de Dorothy, ya que como tal, conocemos el origen de las tres brujas hermanas, (SPOILER ALERT) Glinda, Evanora y Theodora o lo que es lo mismo, la bruja buena del sur, la malvada bruja del Oeste y la malvada bruja del Este.

Raimi explora el romanticismo y la nostalgia en todas sus facetas, comenzando con un encuadre cinematográfico que nos recuerda las películas de los inicios de los hermanos Lumiere, para luego adentrarnos en un mundo lleno de color recreado en tecnología CGI.

Su reparto estelar es digno y respetable, Mila Kunis, Michelle Williams y Rachel Weisz se meten de lleno al papel, aunque si resaltando un poco lo caricaturesco que puede ser un filme dirigido para infantes. James Franco es el líder de esta cinta y cumple a detalle su función, logras odiarlo cuando lo necesitas y sorprende cuando menos se espera.

El soundtrack corre a cargo de Danny Elfman, quien rompió relación con Raimi al terminar Spider-Man 2, declarando que ‘Nunca volverían a trabajar juntos’… pero ahora parece que el pasado quedó atrás y que enmendaron de nueva cuenta la amistad con un producto de buena calidad.

Su filmación fue con cámaras de 3D, la cual sorprende hasta el más educado ojo del espectador. Raimi filmó con las menos pantallas verdes posibles, prefirió usar sets preparados con efectos especiales para dar referencia visual a los actores y así combinar el CGI de manera más orgánica.

Curiosamente Disney solo posee parte de los derechos oficiales para poder recrear ciertos elementos del universo de Oz, por ejemplo, los derechos del icónico filme de 1939 siguen vigentes y están en posesión de Warner Bros. Por lo que todos los elementos provenientes de esa cinta no se pueden utilizar actualmente (ya que están registrados como marca). El color verde de la piel de la bruja malvada del oeste es un detalle que Disney tuvo que considerar y la tez de piel se oscureció lo suficiente como para no afectar en los derechos legales.

Si se pretende franquiciar el concepto de todo el universo de Oz y revivir a Dorothy Gale en un remake de aquel filme que nos enamoró con Judy Garland y hasta la fecha sigue vigente entre los fanáticos y nostálgicos, Disney tiene que empezar a arar el terreno y me refiero a que tendrá que ingeniárselas tanto para tener todos los derechos en mano como para luego conseguir un reparto y equipo técnico que siga el viaje por el camino amarillo… ojalá lo logren y no se queden varados en el intento.

¡Sim salabim!

H.

 

Texto compartido del sitio Habitación 101.

Últimas noticias