Arte

Las piezas de Degas cobran vida

¿Qué harías si las piezas de Degas cobraran vida? Seguramente, cuando has observado las danzantes de este artista impresionista, has deseado estar en ese momento de algún modo u otro para verlas actuar. Las bailarinas de Degas son, sin duda, algunas de las representaciones más hermosas que se han hecho sobre las mujeres y en especial de lo que significa bailar.

Este año, la danzarina del momento Misty Copeland encarna las hermosas bailarinas de Degas en la edición de marzo de la revista Harper’s Bazaar. ¿La excusa? La nueva exhibición de Degas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA): Edgar Degas: A Strange New Beauty.

Los responsables de retratar la danzante que está rompiendo estereotipos fueron los fotógrafos Ken Browar Deborah Oryen. Tanto el trabajo de la pareja de fotógrafos como el de la bailarina fue de extremo cuidado, ya que se quería igualar –en la medida de lo posible– los trazos de Degas. Nada de esto tendría el sello de Harper’s Bazaar si no existiera algo de glamour, y es aquí cuando Copeland, además de ser bailarina, se vuelve una exquisita modelo de diseños creados Valentino, Alexander McQueen, Carolina Herrera Oscar de la Renta.  

Aunque las imágenes parecen flotar sobre la escena, para Copeland, significó un gran reto, a lo que la bailarina comenta:

Fue interesante estar en una sesión con una revista como Harper’s Bazaar y no poseer la libertad con la que normalmente trabajo. Fue increíble tratar de recrear lo que Degas capturó en sus trazos, ya que debía prestar atención a todos los pequeños detalles, pero mantener a su vez el movimiento. Creo que esto resume la belleza de la danza, pues nos esforzamos en la perfección, y a la par debemos mantener la ilusión de que todo es como una línea que jamás termina y no para de moverse.

A continuación, te mostramos el exquisito trabajo que expone una nueva forma de mirar a Degas: a través de la moda.

Últimas noticias