Letras

Frases de Rumí para la vida

No soy de este mundo, ni del próximo, ni del Paraíso, ni del Infierno.
No soy de Adán, ni de Eva, ni del Edén, ni de Rizwán.
Mi lugar es el sin-lugar, mi señal es la sin-señal.
No tengo cuerpo ni alma, pues pertenezco al alma del Amado.
He desechado la dualidad, he visto que los dos mundos son uno;
Uno busco, Uno conozco, Uno veo, Uno llamo.

Rumí

Yalal ad-Din Muhammad Rumí, también conocido como Mawlana, Mavlana o Mevlânâ –que significa Nuestro Señor en árabe–, fue uno de los mayores místicos que ha visto la humanidad. Es famoso por sus poesías llenas de profundidad en donde el relataba sus experiencias espirituales. De origen persa, fue un erudito religioso que nació el 30 de septiembre de 1207 en Balj, Afganistán.

Rumí tiene como escuela el sufismo, que es una rama mística e inclusiva del Islam. El término sufismo se usa en Occidente para referirse, por un lado a la espiritualidad islámica denominada tasawwuf, que incluye diferentes movimientos ortodoxos y heterodoxos del islam. El tasawwuf incide en la práctica y la experiencia intuitiva para conseguir un conocimiento directo de las realidades espirituales (tahqīq) a través del desvelamiento (kashf) y la inspiración (ilham).

La importancia de Rumí radica en ser un poeta que trasciende nacionalidades y etnias, ya que realmente escribe para el corazón humano. A pesar de que Rumí era un sufí devoto, jamás se definió como parte de “algo”, sino que alababa todas las expresiones de la espiritualidad y el alma humana. Por esta razón, sus poemas son diariamente leídos en los países de habla persa como Irán, Afganistán y Tayikistán, y han sido ampliamente traducidos a varios idiomas alrededor del mundo.

La vida de Rumí es altamente fascinante y misteriosa. En ella, abundan encuentros espirituales con personajes como Sayyid Burjanedín de Balkh –su tutor–, quien profetiza para Rumí“Te has convertido en un león del conocimiento… Más aún, un gran amigo vendrá a ti y serán cada uno el espejo del otro. Él te guiará hacia las partes más profundas del mundo espiritual, y tú le guiarás a él…”. Esta frase se refería al futuro encuentro de Rumí con su gran amigo y ermitaño: Shams-e-Tabrizi.

Luego de su muerte, sus seguidores fundaron la orden sufí Mevleví, mejor conocida como los Derviches Giróvagos, ya que realizan una meditación en movimiento llamada semá donde hombres –y actualmente mujeres– giran sobre sí mismos acompañados por flautas y tambores.

Hoy conmemoramos el nacimiento de este gran místico, y te mostramos esta galería con sus mejores frases, las cuales cambiarán tu días seguramente

Últimas noticias