Fotogalerías

ANTE LA SOLEDAD

“Quien está solo y se siente incómodo es que está en mala compañía”

                                                                                               Georgina Reyes Romero

“Es mejor estar solo que mal acompañado”

                                                                                             Dicho

La soledad es un estado de aislamiento supuestamente físico y emocional. Existen muchas formas de percibir este sentimiento al cual muchas personas temen, ya que consideran que llegar al punto de la soledad significa haber perdido todo o casi todo.

Desde el punto de vista social, la soledad implica la imposibilidad de establecer vínculos efectivos y productivos con quienes nos rodean.

Se ha considerado que las actividades “en equipo” proponen el saber respetar y tolerar las ideas de los demás a fin de crear un producto o un proyecto  en conjunto con varias personalidades diferentes a la propia. De igual manera, se ha sugestionado a las personas que es mejor y más conveniente permanecer relacionado que no relacionado. Y así, existen muchas propuestas que han convencido a la mayoría de las personas que es mejor estar acompañado, rodeado y hasta aturdido, ya que  si se deja mucho espacio a la soledad pueden surgir sentimientos de angustia y hasta de tristeza.

La presencia de la soledad  ha llegado a preocupar a muchas personas que sin pensarlo demasiado han optado por aceptar en su vida a quien se presente sin mayor análisis de los aspectos positivos y negativos de incluir en la rutina a dicha compañía.

La soledad en sí ofrece gran espacio para la reflexión y el autoconocimiento. La posibilidad de retomar recuerdos y gratas sensaciones que se han percibido durante la vida misma es una excelente opción para diseñar nuevos proyectos personales partiendo de la experiencia que día a día cada ser humano tiene la oportunidad de crear y desde ese ángulo, poder apreciar lo que verdaderamente se ha construido.

La soledad permite al ser humano  ser creativo sin que nadie se interponga en su libertad de pensamiento, sin que nadie interrumpa el fluir de las ideas, ya que la soledad da carta abierta a la autotolerancia  y al placer.

Durante la aparición de la soledad han surgido grandes ideas y excelentes tomas de decisiones en las personas imaginativas, creativas y sensibles, ya que ha dado cauce sin freno alguno a la propuesta de vida personal respetada.

Cuando se puede permanecer solo y estar tranquilo, es que se ha llegado al justo momento de plenitud con uno mismo en donde es posible el descubrimiento de muchas opciones de vida.

No es justo comparar a la soledad con otros sentimientos de desánimo o desesperanza, mucho menos con la tristeza y la depresión. Algunas personas han propuesto a la soledad como sinónimo de pérdida de alegría y no es así. La soledad es capaz de enmarcar a los mejores recuerdos y acciones que todos los seres humanos hemos tenido, sin duda alguna todos hemos pertenecido a un núcleo familiar, social y amoroso y ahí es precisamente en donde los espacios para la soledad pueden dar oportunidad a conmemorar momentos únicos.

Así que “Cien años de soledad “ solamente existen en la gran magia literaria de Gabriel García Márquez…

Por Georgina Reyes

ginavalentinir@gmail.com, ginavalentini@hotmail.com 

Últimas noticias