Uno de los artistas contemporáneos que más causa expectación por su éxito dentro del mercado del arte es Damien Hirst, quien de nuevo lideró las ventas con una serie de pinturas de puntos inspiradas en su Spot Painting de la década de los ochenta.