La editorial francesa Super Terrain y el laboratorio Charles Nypels le han dado la vuelta a la premisa de ‘Fahrenheit 451’ (1953), de Ray Bradbury, con una edición especial del libro, la cual sólo se puede leer al exponer las páginas al calor de una llama.