¿Eres de los que pasa horas recorriendo las librerías para encontrarse con joyas literarias? ¿o te limitas a lo que ya conoces? Esta nueva forma de comparar libros te demostrará que para juzgar un texto, no hacen falta portadas ni autores.