Los desafíos de Instagram pueden resultar muy divertidos y creativos. De uno de ellos salió esta colorida serie de naturaleza muerta de Rinat Ashkenazi.