Vivimos un momento donde las selfies están por todas partes… ¡Hasta en nuestros alimentos! A ese nivel las han llevado Firebox –una tienda en línea con sede en Londres– con sus Face Licker.

selfies
Face Licker.

Se trata de divertidas y dulces paletas hechas a mano y moldeadas en la versión tamaño real de cualquier rostro. ¿Te gustaría tener la tuya? Lo único que tienes que hacer es enviar una fotografía y acompañarla con algunas descripciones como color de cabello, ojos, entre otros detalles que le darán un plus a tu diseño. 

Es así como la imagen de tu rostro llegará a tu boca con un delicioso sabor a tutti-frutti. Sin duda, se trata de un regalo perfecto para los narcisistas, que a decir verdad somos muchos gracias a Instagram.