Fotogalerías

TRENDY Fº: ARTE QUE TE HARÁ GRITAR

A primera vista, este es un Trendy como cualquier otro, pero si prestas atención y miras con cuidado, las imágenes que lo componen robarán tu aliento, erizarán tu piel y, finalmente, te harán gritar; no ahora, tampoco al rato, pero tal vez te sorprendan antes de dormir, durante la noche o a solas.

Este es nuestro Trendy Fahrenheit de arte que te hará gritar.

1. El Papa (1949) de Francisco Bacon.

El Papa de Francis Bacon es una de las tantas interpretaciones que realizó del Retrato de Inocencio X del pintor español Diego Velázquez. Se cuenta que jamás vio el cuadro original y que trabajó con tan sólo fotografías. Actualmente se piensa esta declaración sólo buscaba mitificar su obra. A propósito, hizo alrededor de 40 interpretaciones.

2. El Grito (1839) de Edvard Munch.

La producción del pintor noruego está plagada de angustia y tristeza, y es una de las piezas fundamentales del expresionismo. Munch pocas veces conoció la felicidad y, cuando lo hizo, fue por un tiempo muy corto. El Grito es uno de los cuadros más emblemáticos de la humanidad, tan representativo como el Guernica de Picasso o La Noche Estrellada de van Gogh.

3. Silla Eléctrica (1964) de Andy Warhol.

La pena capital es algo reciente y en los años 60, poca gente conocía una cámara de ejecución. La Silla Eléctrica del artista estadounidense es en realidad una serie de serigrafías que retratan el tenebroso y gélido lugar en donde la vida se apaga; tal vez el punto más cercano al más allá. Este es un proyecto que te hará reflexionar la realidad de la muerte.

4. La Pesadilla (1781) de Johann Heinrich Füssli.

Esta pintura, inspirada en el Sueño de Hécuba de Giulio Romano o el Sueño de Rafael de Marcantonio Raimondi, muestra un íncubo, demonio masculino que frecuenta mujeres dormidas para tener relaciones; las víctimas viven esta experiencia como si fuera un sueño. En segundo plano, un caballo de mirada fantasmal observa la escena. Definitivamente un trabajo que robará tu aliento. A propósito, la contraparte femenina de un íncubo es llamada súcubo.

5. Saturno devorando a un hijo (1819-1823) de Francisco de Goya. 

 Saturno para los romanos y Cronos para los griegos, fue una importante deidad dentro del panteón de ambas culturas. Para los segundos, el titán devoró a los hijos de Rea, su hermana y esposa: Deméter, Hades, Hera, Hestia, Poseidón y Zeus, sin embargo, después de una batalla, este último lo venció y salvó a sus hermanos. Este mito fue analizado por el célebre psicoanalista Sigmund Freud, quien sugirió que no era más que la alegoría del enfrentamiento padre-hijo conforme el segundo empieza a crecer e identificarse como un hombre, no como un infante.

6. La Cabeza de Medusa (1597) de Caravaggio.

Esta pintura es considerada una de las obras más violentas del pintor italiano, y muestra el rostro cercenado de la antigua criatura mitológica griega, la cual era capaz de convertir en piedra a sus oponentes con tan sólo cruzar miradas. Su derrota es atribuida al valiente Perseo, quien de la mano de Atenea y Hermes, cortó de un tajo su cabeza. Freud también realizó una estudio del mito.

7. El Fantasma de la Pulga (1819-1820) de William Blake

 El Fantasma de la Pulga muestra una criatura antropomórfica acompañada de una pulga. Esta descripción es sencilla, pero el trabajo de Blake es conocido por ser rico en simbolismos, por lo que una interpretación correcta es más difícil de lo que parece; además, la mayoría de las veces es paralelo a su obra literaria.

Antes de seguir, el periódico The Guardian escribió alguna vez que Blake es el mayor artista que Gran Bretaña ha producido.

8. La Llorona de Raúl Anguiano

 ¿Qué nos da miedo? ¿Qué nos causa terror? La respuesta es sencilla: lo desconocido, lo que no vemos… lo que se oculta en la noche. Así, la imaginación humana es el punto de partida para la creación de cada monstruo hasta ahora enumerado, los cuales, con el paso del tiempo, se adhieren a las tradiciones y folklor popular. Este es el caso del jalisciense Raúl Anguiano, quien pintó una de las más icónicas leyendas mexicanas: la llorona.

 9. La Fragilidad Humana de Salvator Rosa

 Este es el escenario: una calavera sujetando la mano de un niño firma un papel que podría ser una sentencia ¿de qué? De muerte. El pintor italiano Salvator Rosa se sirve de una imagen espeluznante para mostrarnos una verdad absoluta y filosófica: la muerte es un hecho, algo inevitable, y desde que nacemos empezamos el recorrido que nos conduce a ella; sólo es cuestión de tiempo ¿un año? ¿cinco años? ¿medio siglo? O ¿qué tal ahora?

10. Dante y Virgilio en el Infierno (1850) de William-Adolphe Bouguereau

Bouguereau, un hombre aristocrático y de estilo realista, nos ofrece una espectacular escena del octavo círculo de una de las más grandes epopeyas hasta ahora escritas: la Divina Comedia de Dante Alighieri. En ella, el artista italiano acompañado del poeta latino Virgilio observan cómo es mordido el hereje alquimista Capocchio por un hombre llamado Gianni Schicchi. La técnica es impresionante y la composición es un golpe visual que sacudirá tus entrañas. 

Últimas noticias