Fotogalerías

Roa: la vida y la muerte

Siempre he sentido admiración por aquellos que se atreven a pintar las paredes de las calles. Tal vez sea mi casi inexistente talento para dibujar lo que hace emocionarme cada vez que veo un muro transformarse, cobrar vida. Es el arte que vive fuera de una galería el que me gusta más, aquel que permite que la ciudad nunca sea igual. El que hace que nosotros tampoco seamos los mismos.

©Roa

©Roa

Hace algunos años conocí el trabajo de Roa y es una fortuna poder encontrarlo mientras camino por la Ciudad de México. Roa está lleno de contrastes: la vida y la muerte, el negro y el blanco, lo oculto y lo público. En sus dibujos no es extraño encontrar animales que dejan al descubierto algunos de sus órganos y huesos. Así nos recuerda el misterio, fascinación y temor que envuelve a la muerte. Habitantes de países como Bélgica, Canadá, Panamá, Estados Unidos y México, podemos detenernos un segundo y ver cómo los muros dejan de ser estructuras arquitectónicas para convertirse en una ventana a otro mundo, a infinidad de ideas e interpretaciones que pueden surgir después de ver los detallados trazos de Roa.

©Roa

©Roa

Aunque por muchos es considerado como vandalismo, el arte de Roa tiene una fuerte carga conceptual que se transforma según los ojos de cada espectador. ¿Cómo reaccionarías ante un cerdo de tales dimensiones que se cruza en tu camino? De cierta forma, este tipo de pinturas transforman nuestra vida, nos rescatan de la monotonía y nos hacen pensar e imaginar. Tal vez por esta razón resultan incómodas e inapropiadas para algunos.


Imágenes vía: Roa’s Work

Porque leíste esta nota, te recomendamos:

ARYZ: PASIÓN EN GRAN FORMATO


 

Últimas noticias