Fotogalerías

EL PARTIDO DE LA MUERTE

¡Los Héroes del Dynamo de Kiev!

El pasado 27 de enero se conmemoró el 70 aniversario de la liberación del campo de exterminio en Auswitz-Birekenau. Tres años antes, el fútbol no quedó exento de la barbarie Nazi, la cual cobró millones de vidas durante la segunda Guerra Mundial.

En la primavera de 1942 en Kiev, en una pequeña panadería perteneciente al alemán Kordik, quien era gran aficionado del equipo Dynamo de Kiev, salvó de la indigencia al portero de su equipo favorito Trusevich, contratándolo como limpiador.

Kordik le propuso a Trusevich resucitar al equipo de sus amores. De esta manera, Trusevich reclutó a sus antiguos compañeros de equipo y es así como se creó el F.C. Start, conformado por jugadores del Lokomotiv y mayormente por jugadores del Dynamo de Kiev.

KUgoJ0I17yUT-1xTLsRY4lcj5AFMnUaZoFRV8izFco0oDpyK7eQI3CKRcvS6MklN_fivuiBDpmrJWYKJ61azPqNgA0c4uA5F8WE=w400-h279-nc

Fotografía del encuentro

Para el mes de julio, el equipo ya estaba formado y ese mismo mes debutaron con una amplia victoria sobre un equipo local al que golearon 7-2. Poco después, pasó a medirse a equipos formados por soldados de las fuerzas invasoras: alemanes, húngaros o rumanos a los cuales vapuleó. Hasta que topó con la Luftwaffe y la SS. Tras una serie de victorias, el 6 de agosto, el Start se ensañó también con el Flakelf, conjunto formado por militares de élite de la aviación alemana, al que derrotó por 5-1. Los germanos pidieron revancha. Cuenta la historia que esta revancha se pidió para evitar que los ucranianos se inspiraran en el heroísmo de estos jugadores ante la oposición alemana, por tal motivo, el nuevo partido quedo fijado para el 9 de agosto en el estadio del Zenit, al cual se le denominara posteriormente como “El Partido de la Muerte”.

Para este encuentro, se nombró como árbitro a un oficial de la Wafen-SS obviamente Alemán. Se dice que antes del cotejo los jugadores del F.C. Start fueron advertidos y amenazados de no ganar el encuentro, pero los jugadores ucranianos saltaron al terreno de juego decididos a derrotar de nueva cuenta al equipo alemán. También se cuenta que los jugadores del F.C. Start se negaron a dar el saludo nazi antes de iniciar el partido.

unnamed (1)

Miembros del equipo F.C. Start

En el encuentro destacaba un arbitraje favoreciendo al equipo alemán, quien no cobraba las faltas a favor del equipo ucraniano. Con esta ventaja, el cuadro conformado por militares se adelantó en el marcador, pero a pesar del juego sucio y del arbitraje tendencioso el F.C. Start logró irse al descanso con un marcador de 3-1.

Para la segunda mitad, pensaron en no salir a jugar debido a las amenazas de muerte que recibían, pero esto no bastó para amedrentar al equipo ucraniano, quienes salieron decididos a ganar el encuentro. Con el marcador 5-3 a su favor un jugador del F.C. Start dribló a toda la defensa alemana, incluyendo al portero, y una vez frente al arco en lugar de marcar el gol pateó el balón a las gradas. Esto enfureció a los alemanes quienes tomaron esto como un gesto de burla y superioridad. En ese momento, el árbitro del encuentro detuvo el cotejo y los jugadores ucranianos fueron arrestados y enviados a campos de concentración, donde algunos fueron fusilados y otros torturados hasta morir.

Existen rumores de que este encuentro no existió aunque el crimen fue confesado durante los juicios de Nuremberg, y tres jugadores sobrevivientes dieron testimonio de este hecho. Tanto en el estadio del Dynamo de Kiev como en el estadio del Zenit, se erguieron esculturas y placas homenajeando a estos héroes quienes prefirieron morir antes que perder frente a los Nazis.

“A los jugadores que murieron con la frente en alto ante el invasor nazi”.

“Para nuestra hermosa presencia, ellos cayeron en una pelea… por siempre su gloria no se desvanecerá. Los valientes Héroes”

Últimas noticias