Fotogalerías

LA NOVELA ONÍRICA DE MAX ERNST

“Un pintor se pierde cuando se encuentra a sí mismo”

Max Ernst

El movimiento surrealista permeó no sólo la pintura, sino todas las esferas artísticas. Max Ernst, con su característico estilo ecléctico, fusionó su imaginario onírico en tres sorprendentes y cautivadoras novelas: “La Mujer 100 cabezas” (1929), “Sueño de una niña que quiso entrar en el Caramelo” (1939) y “Una semana de bondad o los Siete Elementos Capitales” (1934).

La Editorial Atlanta se encargó de publicar recientemente (2008) una de las más predominantes novelas del mundo surrealista. Con más de 400 imágenes, el particular estilo-collage de Ernst se respira en cada página. Con un hilo argumentativo apoyado principalmente en lo visual, las tres historias nos adentran en mundos sobrepuestos donde lo mitológico se vuelve realidad.

Detrás de la imagen, Ernst se aseguró de generar críticas, desde la iglesia hasta la burguesía y la política. “El arte es una mentira que nos muestra la verdad” escribió alguna vez Picasso. Es a partir de esta expresión surreal que el lector puede encontrar diversas connotaciones contextuales. Toda obra de arte es hija de su tiempo y es por ello que debe admirarse desde una lupa temporal.Con referencias artísticas como ‘Los Caprichos’ de Goya, Ernst pretendía hacer una burla de las novelas burguesas.

El libro puede adquirirse en la librería Gandhi y el Fondo de Cultura Económica. Eso sí, una advertencia deberá anunciarse al lector: una vez abierto, el arte de Ernst lo atrapará y no querrá cerrarlo nunca.

 Imágenes e información de aquí

 

Últimas noticias