Fotogalerías

FERNANDO ORTEGA EN KURIMANZUTTO

Kurimanzutto presenta del 19 de enero al 16 de febrero el trabajo más reciente de Fernando Ortega (México, 1971). Tras sus últimas exposiciones, en el Palais de Tokio y en la 30ª Bienal de Sao Paulo, Ortega reúne para esta ocasión un conjunto de obras construidas a partir de la observación y el estudio de la música, la fragilidad y la tensión para combinarlos con el aire, la electricidad y el vidrio, también incluye diferentes instrumentos musicales e insectos, logrando así situar al público el principal actor de estas intervenciones. La intención del artista es establecer conexiones que provoquen momentos y conclusiones propias propias de cada espectador. Dentro de las piezas que encontramos en la instalación hay una escalera, que su única función es acercarnos a un triángulo musical, posible emisor de sonido, dependiendo si el espectador desea escalar para tocarlo.

A través de estas composiciones, Fernando Ortega da cabida a lo inesperado, así es como crea la expectativa de que se produzca un sonido. Un ejemplo sería la guitarra que se encuentra conectada a una caja de alta tensión, a modo de metrónomo permite que la electricidad se presente como una idea musical y al mismo tiempo como un obstáculo para alcanzar la guitarra. En la serie Variaciones para armónica, el equilibrio se mantiene gracias al contrapeso creado entre las armónicas, los vidrios y la pared que las sostiene. El artista vive y trabaja en México.

Últimas noticias