Fotogalerías

ENTRE LOS ESCOMBROS DE UN MUSEO Y EL OCASO DE LA ESPERANZA: LA PÉRDIDA DE LA MEMORIA COLECTIVA UNIVERSAL

Imaginemos un mundo en el que las historias del Rey Tut, Cleopatra, Ramsés y otros estuvieron ausentes de la conciencia colectiva.

Mohamed Ibrahim, Ministro de Antigüedades de Egipto

Sumada al fin de una cortísima “primavera árabe” egipcia, fallida por donde se le quiera ver, está la detonación de un coche bomba con 500 kilogramos de explosivos, que destruyó el centenario Museo de Arte Islámico en el Cairo, justo un día antes del tercer aniversario de la revolución que derrocara al, recientemente reivindicado Hosni Mubarak. El 24 de enero la bomba destruyó casi por completo los vidrios del magnífico edificio (único por sí mismo, como una pieza de arquitectura neomameluca) que resguardaba obras de un gran valor histórico y artístico, cuya antigüedad y cuantía abarcaban más allá de las provenientes del mismo Egipto. El vidrio de lámparas medievales conocidas como meshkawat fue una de las pérdidas más notables, pero es igualmente trágica la desaparición de piezas provenientes de periodos desde los omeyas hasta los otomanes, las cuales llegaron a sumar 74, más los papiros y manuscritos dañados en la Biblioteca Nacional de Egipto de la segunda planta, sin contar con la explosión de las tuberías, que pone en riesgo todo el edificio. Pérdidas tan insustituibles como las vidas que costó este atentado, dirigido a la jefatura policial.

Egipto se une al mundo islámico convulsionado que ve desaparecer, por destrucción o robo, sus más valiosos tesoros. Gente cavando pasadizos para llegar a las pirámides, otros tomando literalmente las piezas de los museos con poca o nula vigilancia, saqueadores profesionales que despojan a su propio país de fragmentos de la historia universal, y que las venden en cuestión de horas, son las prácticas de todos los días en un país que vio desmoronarse, ante sus propios ojos, la esperanza de un cambio social de fondo.

Habiendo hablado recientemente de los robos, destrucciones y recuperaciones provenientes de la Segunda Guerra Mundial, cabría preguntarse qué se aprendió de aquella lucha que se vienen a repetir los mismos patrones que entonces.

Antes, y no tan antiguamente, remontándonos apenas al siglo XIX, las batallas no medían las pérdidas del patrimonio histórico o artístico. Hoy en día sí. Entonces, ¿por qué siguen ocurriendo? ¿Por qué sigue siendo noticia el perder fragmentos de una historia que, paradójicamente, nos empeñamos cada vez más en preservar?

El gobierno egipcio asegura que necesita unos catorce millones de dólares para restaurar el edificio y llevarlo a los niveles internacionales de seguridad. La UNESCO ofreció una suma considerable, pero ni por mucho cercana a la necesaria.

Ya en octubre de 2013, el Ministro de Antigüedades de Egipto, Mohamed Ibrahim, envió una carta a los Estados Unidos, la cual se publicó en The Washington Post, pidiendo ayuda para detener a los saqueadores del patrimonio egipcio. Tras estos atentados, la gente ha comenzado a unirse para ayudar en el rescate de las piezas, algunos pertenecientes a la Egyptian Heritage Rescue Foundation (cuyo perfil en Facebook comenzó a funcionar justamente a raíz del atentado, el 24 de enero), sumados al Cultural Emergency Response (CER por sus siglas en inglés), que provee ayuda ante desastres del patrimonio de la humanidad, poco a poco, comienza a dimensionarse el impacto de esta otra guerra, una que destruye la memoria colectiva universal.

Ésta, la historia de la devastación patrimonial ocupa pocos titulares, pero ocurre casi como si se tratara de una cinta de espías, donde gente armada enfrenta a un cuerpo de conservadores que poco pueden hacer ante su avanzada. Habrá que pensar qué quedará al final, cuando los últimos brotes del cambio se hayan acallado, qué será lo que nos hable de lo que fuimos, lo que somos y en lo que nos habremos de convertir.

 

Imágenes: ©Ahmed Taha, Egyptian Heritage Rescue Foundation, ©International Center for the Study of the Preservation and Restoration of Cultural Property.

Últimas noticias