Fotogalerías

DUNCAN CAMPBELL, EL TURNER PRIZE 2014 Y EL IRA

“La cinta trata básicamente de objetos, de cómo podemos entender ciertas historias a través de los objetos.”
Duncan Campbell

Un jurado conformado por Stefan Kalmár (Director Ejecutivo y Curador del Artists Space de Nueva York), Helen Legg (Directora del SpikeIsland, Bristol), Sarah McCrory (Directora del Glasgow International) y Dirk Snauwaert (Director Artístico de Wiels Bruselas), fue el encargado de seleccionar entre Duncan Campbell, Ciara Phillips, James Richards y Tris Vonna-Michell, al ganador del codiciado Turner Prize, en su edición 2014, que celebra su trigésimo aniversario, en el cual la obra del cineasta irlandés Duncan Campbell (Dublín, 1972) avecindado en Glasgow, Inglaterra, mereció este galardón de 25 mil libras, tan controvertido casi cada año.

En Its for Others (2013), un video de 54 minutos, Campbell utiliza una fotografía de 1971 de Joe McCann, conocido por algunos como “el Che Guevara del IRA” [Ejército de la República Irlandesa (Irish Republican Army – Óglaigh na hÉireann)], uno de las guerrillas más memorables del siglo XX. La imagen seleccionada por el artista, indaga en la

construcción de la historia a partir de un indicio mediante la utilización de material original y fotomontajes, los cuales se confrontan con el documental como medio audiovisual. Este video se inspira también en el famoso ensayo fílmico de Alan Resnais y Chris Marker, Statues Also Die (1953), donde las estatuas africanas juegan un papel fundamental para indagar sobre el colonialismo, y fue además la pieza que representó al Pabellón escocés de la pasada Bienal de Venecia.

La obra de Campbell se caracteriza porque incide en problemáticas sociales y en la siempre compleja relación entre Irlanda e Inglaterra. En esta oportunidad, convierte una imagen icónica, la de McCann sosteniendo su arma (y que se volvió un fetiche que se consumió en posters y hasta en camisetas), en un “producto”. Y es que ésa es la búsqueda del ganador del Turner: la desacralización del icono, su recontextualización e inclusive, su resignificación. Para algunos sin embargo, el video puede llegar a ser demasiado didáctico, pero este tono de documental, con un narrador en off, parece acomodar a Campbell al realizar esta cinta, que se asemeja a esos viejos documentales de mediados del siglo pasado.

La cinta mezcla así, imágenes de artefactos africanos (como máscaras y estatuas), junto con objetos de consumo (como botellas de Coca-Cola) y la obra del coreógrafo británico Michael Clark quien, a través de la danza se aproxima a El Capital de Carl Marx, para hablar del imperialismo cultural que se apropia de los objetos de las otras culturas, señalando que esa apropiación de imágenes no se circunscribe en exclusiva al mundo del arte.

Qué tema más actual que el de las insurgencias, y qué tema más necesario que el de los iconos sociales que lleven la vanguardia de ésas insurgencias. Es difícil saber si los organizadores del Turner Prize repararon en esta problemática o no, pero ésta resulta una pieza más que actual pertinente, aunque también genera la suspicacia de que sea el colonialista el que premia una cinta que critica el tema del colonialismo ejercido por él, quizá en un afán por aparecer con una condescendencia un tanto impostada.

Cualquiera que sea la razón, críticos como Mark Hudson del Telegraph, se preguntan asuntos más profundos con el Turner, lo acusan de haber perdido ese halo de misterio que hacía que año con año la teleaudiencia siguiera ansiosa los BAFTA del arte en el Reino Unido. Pese a la temática abordada por Duncan Campbell, Hudson considera que hoy en día, para muchos artistas el arte contemporáneo es más un asunto académico que pasional.

Sin embargo, en un país como el nuestro el ver un premio como el Turner –pese a la pérdida de su esencia que algunos acusan–, es una ocasión ideal para repensar la enorme distancia que nos separa de la difusión de los artistas jóvenes –y no tanto–, y no sólo a nivel gremial, sino más allá, en la calle, con los ciudadanos comunes y corrientes que siguen año con año el desenvolvimiento de este evento, como si se tratara de aquellos de la cultura de masas. ¿No sería ése, finalmente, el escenario ideal de cualquier forma expresión artística?

Las obras de los cuatro seleccionados: Duncan Campbell, Ciara Phillips, James Richards y Tris Vonna-Michell, estarán expuestas en la Tate Britain hasta el 4 de enero próximo.

Fuente y multimedia: ‪#TurnerPrize , Tate Britain

Its for Others

Statues Also Die

Últimas noticias