Arte

De Vermeer a Palmira y de Sotheby’s a Instagram

cerca-LEJOS

El gran falsificador de Vermeer, Henricus Anthonius van Meegeren (1899-1947), decidió pintar Vermeers en venganza contra el mundo del arte –pero sus Vermeers casi se vengan de él. Noah Charney The Art of Forgery

Llegó la temporada de subastas de primavera y en este tiempo todo puede pasar, desde batir récords y que una obra acabe siendo vendida por cientos de millones de dólares, hasta llevarse a casa una obra “bellamente” falsificada… Aunque… no es lo mismo hacerse de una obra falsificada sin saberlo, que comprar una fotografía plagiada a plena luz del día, y pagar por ello millones de dólares. ¿O sí?

The Art of Forgery: The Minds, Motives and Methods of Master Forgers

de-vermeer-a-palmira-y-de-sothebys-a-instagram-4

Destinado a convertirse en un best seller, el autor de The Art Thief, Noah Charney autor de The Art of Forgery, que relata el sofisticado y complejo mundo de la falsificación de arte. Los falsificadores son verdaderos maestros del engaño visual. Desde el afamado copista de Vermeer y timador de nazis, van Meegeren, hasta Shaun Greenhalgh y su célebre estafa que llevó piezas falsas a importantes museos y casas de subastas o la puerta que Basquiat pintara y dejara sin firmar, este libro indaga en la historia del crimen más glamoroso del mundo, de la antigüedad a nuestros días, por medio de capítulos que analizan el genio, el orgullo, la venganza, la fama, el crimen, el oportunismo, el dinero y el poder . También averigua sobre las complejas mentes criminales de los autores de las copias casi idénticas o superiores al original. Personajes ávidos de fama, capaces de subvertir cualquier regla, gente que no siempre actúa movida por necesidad económica, pero que encuentran en el mismo mercado del arte su más fiel cómplice. Este libro nos lleva al centro del consumo como detonador y motor de este mundo oscuro, lleno de egos y nos acerca además a los métodos científicos que se han desarrollado para detectar falsificaciones.

Fotografías de Instagram a la venta

de-vermeer-a-palmira-y-de-sothebys-a-instagram-2

Pero hoy en día el arte de la “apropiación” se ha diversificado hacia los medios virtuales como el Internet, y tiene el las redes sociales su mayor aliado. Actualmente, inclusive se permite tomar las fotografías de otros, imprimir sobre ellas la firma de uno y venderlas hasta en 100 mil dólares. O al menos eso ocurrió el año pasado con la exposición RICHARD PRINCE: New Portraits, que se presentó en la Galería Gagosian, y cuya particularidad consistía en que las fotografías presentadas por Prince eran “apropiaciones”. El artista se caracteriza por llevar a cabo esta práctica con regularidad. En esta ocasión tomó imágenes publicadas por algunos usuarios de Instagram, las expuso con su firma y hasta, fueron vendidas por grandes sumas, cruzando (o no) una delgadísima línea en el medio del arte, una línea que en este mundo nuestro de la virtualidad se mueve con ligereza de un lado a otro, según sea la ocasión. Una línea que debería ser el centro de debate de la legitimidad del siglo XXI, colocado en el medio de la súper carretera de la información.

De Palmira y otros demonios

Palmyre

Siria sigue dando de que hablar en cuanto a la destrucción de su patrimonio. Esta vez tocó al oasis de Palmira, situado en el noreste de Damasco, donde se registran enfrentamientos con grupos armados extremistas. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO señaló: “…Repito mi llamamiento para un cese inmediato de las hostilidades en el sitio [Palmira]. Pido también a la comunidad internacional que haga cuanto esté en su mano para proteger a las poblaciones civiles afectadas y salvaguardar el patrimonio cultural único de Palmira. Es imperativo que todas las partes respeten las obligaciones internacionales de protección del patrimonio cultural en caso de conflicto y eviten atacarlo de manera directa y utilizarlo con fines militares”. Las ruinas arqueológicas de Palmira, que se caracterizan por su columnata, han sido testigo de la influencia de diversas civilizaciones en torno a los primeros siglos de nuestra era y quizá sean testigos en las primeras décadas de este nuestro milenio, de su extinción. ¿Por qué esta renovada destrucción del patrimonio de la humanidad nos resulta tan familiar?

Diseñando el siglo XX

de-vermeer-a-palmira-y-de-sothebys-a-instagram-1

20th Century Design, es el nombre de la subasta que tendrá lugar en Sotheby’s el próximo 9 de junio, la cual presentará obras maestras de las artes decorativas y el diseño, de los últimos cien años. Qué sería de estas disciplinas sin el Art Decó o el diseño escandinavo, por lo que la subasta no pudo olvidar piezas icónicas de Jean Dunand, Pierre Chareau, Émile-Jacques Ruhlmann y Paul Dupré-Lafon, así como diseños de Hans Wegner y Poul Henningsen. A través del diseño puede seguirse la pista de los comportamientos de las sociedades, en este caso las del siglo XX, sus cambios, sus metas y sus patrones de consumo. Una sociedad que se fue transformando con el paso de los años y que hizo del diseño uno de los ejes estéticos más importantes de su trayectoria, y un motivo fundamental de su existencia.

Cerca

Y para cerrar, dos recomendaciones cercanas difíciles de perder:

  1. Con la curaduría de Cuauhtémoc Medina, el Museo Tamayo presenta FRANCIS ALŸS: RELATO DE UNA NEGOCIACIÓN. Una investigación sobre las actividades paralelas del performance y la pintura, indaga sobre la obra pictórica y fílmica de Alÿs y examina en tres proyectos: “Don’t Cross the Bridge Before You Get to the River” (2008), “Tornado” (2000-2010) y “Reel-Unreel” (2011).
  2. Uno de los platos fuertes musicales de la temporada de conciertos, lo ofrece la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) en el CENART. El programa que sigue es: 30 y 21 de mayo con el estreno mundial de Hayastan 1915 del crítico y compositor mexicano Juan Arturo Brennan; así como el Concierto para oboe y la Sinfonía no. 4, de Ralph Vaughan Williams. El 6 y 7 de junio, el programa se dedicará al compositor noruego Edvard Grieg. El 20 y 21 de junio se presentarán Preludio, Aria y Giga, de Manuel Blancafort; Concierto en tango, de Miguel del Águila (estreno en México), y el Concierto para piano, de Enrique Granados (estreno en América). Como cierre de la temporada 2015, el 27 y 28 de junio podremos ver el Vals triste, de Jean Sibelius; Prometeo, Poema del fuego, de Alexander Scriabin, y la Sinfonía no. 5, de Carl Nielsen.

Cerca y lejos, el arte sigue fascinando y siendo moneda de cambio, para bien o para mal.

Fuente e imágenes: Phaidón, Gagosian Gallery, UNESCO, Sotheby’s, Museo Tamayo, CENART

Últimas noticias