Arte

5 piezas para entender a Marcel Duchamp

La historia del arte contemporáneo no sería la misma sin uno de sus más grandes representantes, Marcel Duchamp. El padre del arte-objeto, del ready made y del arte conceptual, fue un artista multidisciplinario que exploraba la esencia de una obra de arte, la idea.

A este artista se le ha vinculado con varios movimientos, sin embargo jamás se mostró perteneciente a alguno. Duchamp estuvo vinculado con el dadaísmo, corriente con la que más se le conecta, el surrealismo, el cubismo e incluso el futurismo.

Duchamp, simpatizó con miembros de varias de estas corrientes y algunas de sus piezas fueron celebradas por distintos artistas, sin embargo Duchamp solo quería seguir explorando sus intereses.

Los intereses de Duchamp se oponían a los artistas de la época, ya que quería desvincularse del proceso artístico al exponer objetos en donde ya no existe la mano del artista, o realizaba dibujos técnicos con máquinas que semejaban la precisión mécanica de estas (Como en el gran vidrio).

Duchamp se distingue por 4 cosas; por descontextualizar objetos comunes e insertarlos como objetos artísticos (esculturas), amaba el ajedrez,  sus piezas tenían un alto contenido de insinuaciones sexuales en ellas y le gustaba jugar con las palabras. Un ejemplo de lo último es su alter ego llamado Rrose Sélavy, que es en realidad un juego de palabras con Eros (sexualidad y amor) Sélavy- (C’est la vie, así es la vida en francés)

FAHRENHEITº Magazine presenta 5 piezas que fueron fundamentales en el desarrollo de la carrera artística de este controversial artista del Siglo XX

Últimas noticias