Fotografía

Sueños submarinos en la fotografía de Anka Zhuravleva

Había conocido el mundo del arte desde pequeña, pero cuando los padres de Anka Zhuravleva murieron, su vida dio un giro. Trabajó como tatuadora y cantante en una banda de rock. Para ganarse la vida mientras estudiaba, laboró en varias agencias de modelos: “Gracias a las lecciones de dibujo, no tuvo miedo de posar desnuda, y sus fotos aparecieron en la exposición de fotos de Playboy 1999” se lee en la autobiografía de Anka.

Te puede interesar: Cooking Faces: excéntricos y deliciosos penachos por Enora Lalet

Pero, al mudarse de su natal Rusia y encontrar el amor, se reconcilió con su espíritu creativo y regresó al arte, esta vez con un nueva técnica: la pintura al óleo. Sumado con la influencia de la ilustración, su pintura se fusionó con la fotografía.

Zhuraviera transforma las imágenes, a partir del retoque digital, en mundos oníricos, donde sus protagonistas viven bajo el mar, sin necesitar de un tanque de oxígeno, o levitan en el aire como por arte de magia.

Te recomendamos leer: ‘Alice’: ensueño y melancolía en la fotografía de Evelyn Bencicova

Últimas noticias