Fotogalerías

Steve McCurry: el fotógrafo de historias

A los 65 años, el fotógrafo Steve McCurry visitó México por segunda vez. La primera vez que estuvo en este país, visitó el DF y los estados de Durango, Jalisco y Oaxaca, esto cuando aún era estudiante de fotografía y no existía esa imagen que dio a su carrera un giro de 180º; “Fue hermoso”, describe McCurry su visita de aquel momento.

En esta ocasión, el retorno de McCurry es gracias a la exposición que tuvo lugar en la galería Patricia Conde ubicada en la colonia Polanco. McCurry volvió a “una ciudad llena de edificios”, más de 40 años después de la primera visita y exactamente 31 años después de fotografiar a una niña afgana que lo convirtiera en uno de los personajes más icónicos de la fotografía contemporánea.

©Steve McCurry

©Steve McCurry

Para McCurry, volver a los lugares que alguna vez visitó resulta un poco triste: “Cuando pierdes el contacto con el pasado resulta un poco triste, pero es el mundo en el que vivimos”. El fotógrafo de Philadelphia recordó la frase “No puedes volver a casa, una vez que te vas, nunca será lo mismo”, la que definitivamente no podría discutirse viniendo de un hombre que ha recorrido numerosos campamentos de refugiados de guerra en los que familias enteras no saben con certeza qué es lo que encontrarán al regresar a sus ciudades de origen.

©Steve McCurry

©Steve McCurry

En una conversación que fue hacia adelante y atrás en el tiempo, Steve recordó la primera vez que visitó India y Pakistán. Con una maleta de ropa y filmMcCurry sintió el choque cultural y de cierta forma el miedo: “ Era como estar en otro planeta, tan diferente e irreal, demasiada gente. Mi primera impresión fuw la confusión, pero a la vez era fascinante, todo estaba tan vivo y tenías que estar muy alerta para percibir todo”. Después de varios meses en la India y Pakistán, conoció un grupo de refugiados que lo ayudaron a cruzar la frontera hacia Afganistán con rollos de película fotográfica cosidos a su ropa. Con la invasión rusa cerrando la entrada a los periodistas, las imágenes de McCurry fueron las primeras en mostrarle al mundo lo que sucedía. Volver a casa resultaba el mismo shock en los primeros viajes: “…Con el tiempo se volvió ordinario, no vi nada diferente, uno baja y sube de los aviones tan seguido que todo parece continuo… en esencia todos somos iguales, el mundo ya está muy mezclado, llegas a Nueva York y tu taxista puede ser pakistaní”.

©Steve McCurry

©Steve McCurry

Desde esa vez que McCurry cruzó la frontera con la barba crecida y ropas tradicionales, el fotógrafo ha visitado un gran número de países. Su trabajo ha expuesto culturas en extinción, tradiciones antiguas y cultura contemporánea, siempre celebrando la presencia humana en nuestro planeta, basta con recordar la mirada de La Niña Afgana para afirmarlo. Muchas de las imágenes que forman parte de su colección son el resultado de estar en el lugar y momento correcto: “… algunas veces simplemente sucede y otras debes anticiparte y estar listo para hacer la toma”. El cuatro veces ganador del concurso World Press Photo busca personalidad, carácter y cierto misterio en la gente que fotografía. “Busco cualidades únicas que me hagan pensar: este es un excelente ejemplo de la humanidad. Algo que quisiera recordar si estuviera en otro planeta”. Lo mismo sucede con los lugares que elige, siempre fascinantes y llenos de historias: “Ante un mundo cambiante busco historias que documentar para tener una memoria de lo que sucedió, debes estar viviendo bajo una roca para no enterarte de lo que sucede en el mundo”.

©Steve McCurry

©Steve McCurry

Steve McCurry es un hombre sencillo con un gran nombre, las historias que cuentan sus imágenes contienen toda la complejidad, majestuosidad y realidad que lo hacen uno de los fotógrafos más reconocibles. Entre sus historias favoritas, Steve recordó a unas niñas bailando en una tormenta de arena “Todo tiene que ver con las circunstancias, es una de esas ocasiones en las que tienes que ser rápido, aprovechar el momento y resolver”. Existen docenas de imágenes que formaron la carrera de Steve McCurry, pero es definitivamente La Niña Afgana el retrato que llevó su trayectoria a otro nivel gracias a la respuesta del público. “Estoy orgulloso de haber hecho esa fotografía, es muy emocional y fuerte. Hay muchas emociones ahí, es un retrato complejo y simple al mismo tiempo ”.

Últimas noticias