Fotografía

ESTADOS UNIDOS, RUSIA Y CUBA EN LA LUCHA POR LA MEJOR FOTOGRAFÍA EN BAHÍA DE COCHINOS

Playa Girón, Cuba | AFP | por Rigoberto DIAZ

Desafiando el calor y los mosquitos, fotógrafos estadounidenses, rusos y cubanos dedican horas a captar la mejor imagen de un pájaro emprendiendo el vuelo en el mismo escenario de la invasión anticastrista de Bahía de Cochinos en 1961.

“Somos un grupo internacional y esto es muy bueno, porque fortalece las relaciones entre los pueblos”, dice a la AFP el ruso Sergei Uriadnikov, de 48 años, subrayando que “todos los rusos conocemos muy bien” la historia de la fallida invasión de Playa Girón, en la Bahía de Cochinos, en los tiempos de grandes tensiones de la Guerra Fría.

Doce rusos, 10 estadounidenses, dos cubanos, dos argentinos y un canadiense participaron esta semana en el concurso “Foto al vuelo”, organizado por la agencia de turismo Ecotur en el Parque Nacional Ciénaga de Zapata, 200 km al sureste de La Habana, en la zona donde 1.500 exiliados cubanos armados y entrenados por la CIA desembarcaron para intentar derrocar a Fidel Castro el 17 de abril de 1961.

“Playa Girón es un símbolo”, dice el ornitólogo ruso Dimitry Eliseev, que viajó a la isla por primera vez en 1986 como profesor universitario, y quien se ha encargado de promocionar este concurso fotográfico en Rusia.

“Este lugar es como la ciudad de Volgogrado para Rusia, es un lugar heroico”, añade Eliseev, refiriéndose al escenario de la famosa batalla de Stalingrado, que marcó un vuelco en la hasta entonces exitosa expansión de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

El médico ortopedista jubilado estadounidense Steven Grunfeld, de Alabama (sur), y su compatriota la profesora retirada Beth Nichols, de Nueva Jersey (noreste), aseguran sentirse de “maravillas” en su primera visita a Cuba, apenas dos meses después del histórico acercamiento entre los dos países tras medio siglo de hostilidad.

“He vivido momentos muy placenteros aquí (…) y ahora estoy disfrutando de los pájaros y de la naturaleza salvaje (…) con personas de otros países, y eso es una gran experiencia”, dice el médico.

 

– Rusos y estadounidenses tomando café –

 

Estadounidenses, rusos y cubanos compartiendo un café, conversando sobre su pasión por las aves o la fotografía o disfrutando de las cristalinas aguas de Playa Girón o la vecina Playa Larga, escenarios de aquel dramático capítulo de la Guerra Fría, son cosas que no escapan a las reflexiones de los propios participantes.

“Es increíble que hoy rusos y americanos estén justamente en Playa Girón. Sinceramente se te eriza la piel solamente de pensarlo. Y bueno, son los tiempos que estamos viviendo”, señala a la AFP el uruguayo Luis Pérez, un fotógrafo submarino que es jurado del concurso.

La guía cubana Ivón González reconoce que “algunos” concursantes estadounidenses llegaron a la isla con “temores, expectativas y muchas incógnitas”, pero que, al final, “para ellos ha sido importante estar en este sitio”.

“No sospechábamos cuánta magia, cuánta alegría y hermandad se podría lograr entre hombres de Estados Unidos y Rusia (…). Hay una competencia y una solidaridad espectacular”, añade la guía.

 

– “Gallinuela de Santo Tomás” y “pájaro mosca” –

 

En la Ciénaga de Zapata, que abarca 300.000 hectáreas de bosques y manglares, declarada por Unesco Reserva de la Biósfera y el mayor humedal del caribe, se pueden observar 258 tipos de aves, incluidas 23 especies de las 26 originarias de Cuba.

Entre ellas están la “gallinuela de Santo Tomás” y la “ferminia”, consideradas como las aves de hábitat más restringido del planeta, y el “zunzuncito” o “pájaro mosca”, que es el más pequeño del mundo, explica el biólogo cubano Maydiel Cañizares, que también guía a los fotógrafos por los pedregosos senderos de la Ciénaga.

Pese al constante asedio de los mosquitos, los fotógrafos pasan horas encuadrando sus cámaras para captar el momento en que un ave o una bandada emprenden el vuelo.

Hay otras tres categorías en competencia: aves en su hábitat, aves originarias y naturaleza.

“El turismo de naturaleza ha tenido en los últimos años un crecimiento importante en Cuba, entre un 10 y 12%” anual, y exhibe “un potencial extremadamente positivo”, explica a la AFP el director de Ecotur, Raúl Naranjo.

Los clientes provienen principalmente de Francia, Alemania, Gran Bretaña y Canadá, pero existe “un potencial importante en el mercado norteamericano” tras la reconciliación entre Cuba y Estados Unidos, indica Naranjo.

Últimas noticias