Fotografía

¿Cómo hacer tu propia fotografía en blanco y negro?

Con la llegada de la era digital, la fotografía sufrió un giro de 360 grados que implicaba dejar atrás muchos procesos -que significaron gran parte de su historia- para abrirse paso en un mundo donde la imagen era cada vez más rápida, y no sólo eso, sino que también podía ser distribuida 100 veces más rápido ¿cómo podría la fotografía analógica competir con eso?

Por si fuera poco, la fotografía digital ha superado la tecnología analógica, además que no debemos olvidarnos del factor ecológico que el realizar una fotografía analógica implica. No obstante, aunque todo pareciera estar en contra, la fotografía analógica tiene algo que la digital no tiene y esto es: la experiencia del revelado.

Cómo hacer tu propia fotografía blanco y negro

El kit que necesitas para revelar en blanco y negro

Son muy pocas cosas las que se comparan con el placer de estar en un cuarto oscuro. Para los amantes de la fotografía, este es el lugar donde el misterio se revela y donde se demuestra el verdadero calibre del fotógrafo.

La fotografía blanco y negro es uno de los procesos más nobles de la fotografía analógica, ya que a diferencia de otros como la fotografía a color, esta no requiere de filtros de color o de demasiados procesos químicos. El contraste natural que resulta de la luz y la sombra permite distinguir fácilmente los tiempos de revelado y de exposición de una imagen, por lo que este tipo de fotografía es bastante recurrido cuando nos iniciamos en la fotografía analógica.

Cómo hacer tu propia fotografía blanco y negro

Aquí se muestra como encarretar una película en los carretes del tanque de revelado.

Todo comienza con la película fotográfica, es importante que cuando esta se carga en la cámara, el ambiente se encuentre en completa oscuridad, ya que corremos el riesgo de que la película se vele. De la misma forma, cuando removemos la película de la cámara es importante estar en un lugar completamente oscuro. Por consiguiente, la película se remueve y se encarreta dentro de los carretes del tanque de revelado (esta es una de las pruebas de fuego en fotografía).

Paralelamente se deben preparar los químicos de revelado que son: revelador, baño de paro, fijador y el hipo-aclarador. Estos químicos son tus mejores aliados dentro de la fotografía analógica ya que siempre los utilizarás dentro del laboratorio. Como recomendación, es importante cuidar que estos químicos se preparen en la temperatura correcta y con las cantidades necesarias, ya que sino tu revelado podría estropearse.

Para seguir leyendo sobre este proceso haz click a la galería.  

Últimas noticias