El artista mexicano Pedro Reyes integró el teatro de marionetas a su quehacer con la intención de hacer más divertido el aprendizaje, sin dejar de ser serio e interesante. En su más reciente puesta en escena, el protagonista es Noam Chomsky, uno de los intelectuales vivos más importante de la actualidad, de acuerdo con el New York Times.  

Con guion de Paul Hufker y la dirección de Meghan Finn, la obra Manufacturing Mischief  se estrenó en el lugar más idóneo: el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), donde Chomsky es profesor emérito de lingüística y filosofía.

Mini-Chomsky comparte el escenario junto a Elon Musk, Ayn Rand y Karl Marx para explicar su filosofía, especialmente las crítica a la investigación de la inteligencia artificial, así como los impactos involuntarios de la tecnología.

Noam Chomsky
Noam Chomsky en Manufacturing Mischief de Pedro Reyes.
|Imagen vía MIT©.

“Muy ingenuamente, tenía el objetivo de crear cierta alfabetización a través del entretenimiento… Después de convertirme en padre, me pregunté si los niños pueden aprender 300 nombres de personajes de Pokémon y Star Wars , ¿por qué no un poco de historia?”, explicó Reyes al New York Times.

Las simpáticas marionetas están inspiradas en los títeres Bunraku japoneses, una tradición donde los personajes crean relación mediante contacto visual y no por el movimiento de la boca y se caracteriza por ser sutil. Fue por eso que Reyes mandó crear sus diseños en el país del sol naciente.

Las anteriores obras con marionetas de este creativo fueron La revolución permanente (2004), sobre la vida de León Trotsky y Baby Marx (2011).

Noam Chomsky
Noam Chomsky, el real.
|Retrato vía University of reading©.