Cultura

Vlad Draculea, el sanguinario rey que inspiró a Bram Stoker

bram stoker

Un libro que ha inspirado toda una mitología y una gran cantidad de literatura y filmes es Drácula de Bram Stoker. Su personaje principal es un vampiro sin escrúpulos que intentará tomar la sangre de los vivos. Se sabe que este personaje está inspirado en un histórico rey rumano, Vlad Draculea (1431-1476), mejor conocido como Vlad Tepes, que se traduciría al español como Vlad el Empalador, y que defendería sanguinaria e despiadadamente su reino de las invasiones del Imperio Otomano (hoy Turquía), en aquel entonces una gran potencia que controlaba prácticamente toda la cuenca del Mar Mediterráneo.

bram stoker

Su apellido rumano Dragwlya (o Drăculea) es diminutivo del título que heredaría de su padre, Vlad Dracul, quien sería nombrado Caballero de la Orden del Dragón en 1431. Y su apodo de empalador se debe al método de ejecución que empleaba: en él, atravesaba a las personas por el recto con un palo de 3 metros y medio de largo para después colocarlo en posición vertical y dejar que fallecieran lenta y dolorosamente.

El empalamiento también podría haber inspirado a Stoker en la creación de su muy común procedimiento para matar vampiros: una estaca de madera. Se cree que durante su reinado, entre 40 y 100 mil personas pudieron haber muerto de esta manera.

También solía castigar a traidores, enemigos políticos y delincuentes por medio de torturas que incluían la extracción de ojos con ganchos, el estrangulamiento, la castración, el desollamiento, la exposición a animales salvajes o la amputación de miembros.

Este personaje, al que se ha sumado la mitología tradicional de los Montes Cárpatos, donde a la fecha existe el castillo en el que vivió Vlad Draculea, han creado el mito del más grande vampiro de la historia: Drácula, escrito por Bram Stoker, quien hoy cumpliría 169 años.

Últimas noticias