Cultura

VATICANO TERMINÓ RESTAURACIÓN DE IMPORTANTE FRESCO DE RAFAEL

La limpieza y restauración de los frescos de la famosa Estancia de Heliodoro, realizados por el maestro italiano Rafael y que se encuentran en los Museos del Vaticano, acaban de concluirse, lo que permitirá a millones de visitantes de todo el mundo admirar el talento del célebre artista renacentista.

“Hemos desmontado los últimos andamios, los de la pared que representa el encuentro de León Magno con Atila. Ahora la Estancia de Heliodoro, seguramente la obra maestra de Rafael, quien dominaba la técnica del fresco, podrá ser admirada por toda persona que tenga ojos para mirarlas”, anunció el miércoles Antonio Paolucci, director de los Museos del Vaticano, en declaraciones al diario de la Santa Sede, L’Osservatore Romano.

El conjunto majestuoso, pintado entre 1511 y 1514 por el maestro de Urbino y sus colaboradores, “puede ser contemplado ahora con todos sus detalles”, comentó Paolucci.

Los frescos, ubicados en la tercera planta del palacio apostólico, en los apartamentos del papa Julio II (1503-1513), narran el triunfo de la Iglesia frente al paganismo y los bárbaros e ilustra el poder del papado como institución que impone la paz e incluye figuras legendarias como San Pedro y San Pablo en el cielo sosteniendo espadas.

“Hemos controlado todos los frescos, se han limpiado, restaurado cuando se necesitaba y sobre todo, analizados y estudiados minuciosamente”, contó Paolucci.

Importantes expertos en restauración pictórica han trabajado para el Vaticano, bajo la dirección de Paolo Violini, quien contó con asesores internacionales, como el profesor Arnold Nesselrath, historiador de arte y gran especialista de Rafael.

La forma parte de un conjunto de cuatro cámaras: Sala de Constantino, Sala de Heliodoro, Sala de la Signatura y Sala del Incendio del Borgo y fueron decoradas a pedido de Julio II por Rafael y sus colaboradores, quienes dedicaron casi quince años a la obra, hasta su muerte en 1520.

Entre los frescos restaurados figura uno de los primeros nocturnos de la historia del arte, conocido como la “Liberación de San Pedro de la cárcel”, cuyas tonalidades y claro de luna han sido ampliamente estudiados.

“En la historia universal del arte, antes de Caravaggio, ante de La Ronda de Noche de Rembrandt, antes del Tres de Mayo de Goya, existe el nocturno que Rafael pintó en 1512 o 1513 para la Estancia de Heliodoro”, sostiene Paolucci al mencionar la obra más madura y original del artista de Urbino.

La restauración y limpieza de uno de los grandes tesoros del Vaticano, iniciada hace unos 30 años, no ha suscitado el mismo impacto en los medios de comunicación y la opinión pública de la efectuada a los frescos de Miguel Angel en la Capilla Sixtina, a sólo pocos metros de distancia de las Estancias de Rafael.

En entrevistas a la prensa italiana, algunos restauradores contaron que se encontraron con detalles curiosos sobre la manera de trabajar del artista así como con pequeños errores, entre ellos la huella equivocada de una mano sobre el mural y una mancha roja en una nariz.

Los Museos del Vaticano, que suelen ser visitados por más de cuatro millones de personas al año, no han difundido hasta ahora fotografías de las salas de Rafael restauradas.

Tampoco se conoce el costo de la restauración ni quien la financió.

La costosa restauración de la Capilla Sixtina fue financiada por una televisión japonesa y fue terminada en 1999 después de casi veinte años.

© 1994-2012 Agence France-Presse

Últimas noticias