Cultura

TRENDY Fº CLÁSICO: AMANTES TRÁGICOS

A lo largo de la historia, los relatos de amores trágicos  han estado presentes en la mayoría de las culturas del mundo.  Los star-crossed lovers (amantes maldecidos por las estrellas) que fue un termino acuñado por William Shakespeare para describir a sus personajes más famosos Romeo y Julieta, han existido por siglos. Son relatos de tragedia, de amores adelantados a sus tiempos que no pueden ser por circunstancias ajenas a las de los amantes. Son historias que no acaban con un final feliz.  Este sin duda es un género que ha sobrevivido por mucho tiempo, que ha evolucionado, tomado mucha fuerza, y se ha acoplado a los tiempos modernos. La formula para crear una historia de esta índole parece fácil: una pareja, un tercero en discordia y un destino atado a la desgracia que impide a toda costa la felicidad de estos amantes. Sin embargo, una buena historia es mucho más que eso. En este top te presentamos 10 de aquellas leyendas y relatos clásicos sobre amores condenados que han inspirado a cientos de otros hasta nuestros días.

 

1. Tristán e Isolda

Una de las leyendas más antiguas y prolíficas. La historia del caballero inglés y la princesa irlandesa si bien no es el primero relato de amor trágico, abarco un gran número de países en Europa en el siglo XII y sentó muchas de las bases para este tipo de historias .  El rey Marke manda a su sobrino y caballero Tristán a Irlanda para ganarse en un duelo a la princesa de dicho país en su nombre y convertirla en su esposa. En el barco de regreso, Tristán e Isolda beben una poción de amor destinada originalmente para el rey Marke y para ella. Ahora deben enfrentarse a la siguiente cuestión: ¿el amor o el deber? Esta leyenda, supuestamente inspirada en personajes reales se propago de boca en boca, pero fue tal su éxito que nobles a través de Europa ordenaron versiones escritas, por esta razón no hay un solo autor. Esta historia cuenta con muchas versiones, algunas más sencillas sin tantos adornos, otras rebozando en elementos fantásticos. Una de las más completas es la del autor alemán Gottfried Von Strassbourg.

 

2. Romeo y Julieta

“Lo que llamamos rosa exhalaría el mismo grato perfume aún cuando de otra forma se llamase…”. Sin duda, los amantes trágicos más famosos en la historia.  ¿Quién no conoce esta historia escrita por William Shakespeare en el siglo XVI?. Situada en Verona, Italia,  Julieta  y Romeo son dos jóvenes que se enamoran apasionadamente. Lamentablemente, la naturaleza de su amor esta maldecida desde el principio, ya que sus familias, los Montesco y Capuleto, se odian a muerte.  La trama es convencional e inspirada en relatos anteriores sobre estos personajes, pero el lenguaje, la mezcla entre comedia y tragedia, y las metáforas que usa el escritor inglés es inigualable y lo que le da a esta historia su bien merecida fama.

 

3. Abelardo y Eloisa

A través de cartas es como conocemos su historia verdadera (y una de las más trágicas). Eloisa, bajo la tutela de su tío Fulbert, era una joven muy bien educada y culta. En su adolescencia, fue instruida por Pierre Abélard, uno de los más grandes filósofos de la historia. A puertas cerradas, Eloisa y Abelardo comienzan un romance prohibido y sumamente castigado por los cánones de la época. Ella resulta embarazada, por lo cual los dos escapan y Eloisa da a luz. En un intento por rescatar el honor de Eloisa, su tío arregla una boda en secreto para Eloise y Abelard. Sin embargo, detrás de sus espaldas, Fulbert propaga el rumor de su adulterio para castigar a Abelardo y quedarse con Eloisa. Abelardo es después atacado por una grupo enfurecido y castrado.  Los amantes saben que la única opción es separarse y toman votos como monje y monja, por lo cual tienen que renunciar a su hijo también. Nunca más se volvieron a ver, pero se escribieron cartas por 20 años, las cuales nos dan prueba de un amor verdadero que nunca se desvaneció.

 

4. Francesca y Paolo

Otra historia que en verdad sucedió. En el siglo XIII,  Francesca da Rimini, es casada con Giovanni Malatesta, un hombre acaudalado pero inválido. Un matrimonio político. Tiempo después, Francesca conoce al hermano menor de Giovanni, Paolo, y los dos comienzan un romance ilícito, el cual duro por más de 10 años. Un desafortunado día, Giovanni descubre a los dos amantes juntos mientras leían la historia de Lancelot y Guinevere y los mata. Así como a Tristán e Isolda, Dante Alighieri en su obra La Divina Comedia, se encuentra a esta pareja sufriendo por su romance en la muerte aun en el segundo círculo del Infierno, el de los lujuriosos.

 

5. Ofelia y Hamlet

Otros amantes clásicos de Shakespeare en donde la locura y el amor van de la mano. Ofelia está dividida entre el amor que tiene por Hamlet, y el deber que tiene hacia su hermano y padre, quienes odian a Hamlet y creen que solo usará a Ofelia para su propio beneficio. Esta batalla interna la lleva a la locura y el final de Ofelia es trágico, y es precisamente su muerte, ahogada en un lago, la cual la he hecho un ícono. Ofelia es una de las figuras femeninas más retomadas en el arte, incluyendo la fotografía, la ópera y la pintura.

 

6. Orfeo y Eurídice

Los mitos griegos son especialistas en este tipo de historias. Al morir Eurídice al pisar una serpiente, Orfeo, hijo de Zéus y dotado de dones musicales, decide ir al Inframundo por ella. Su talento para la música lo salva de mucho peligros y lo ayuda a convencer a Perséfone y Hades de darle otra oportunidad en la tierra a Eurídice. Ellos aceptan pero con un condición: al sacarla del Inframundo siempre debe él caminar delante de ella y no la puede mirar hasta que estén fuera y los rayos del sol la hayan cubierto toda. Al salir, creyendo que ya todo había pasado, Orfeo gira la cabeza pero el pie de Eurídice estaba en la sombra todavía. En un segundo, ella desaparece para siempre.

 

7.  Marco Antonio Y Cleopatra

En el año 41 A.C, encantado por la belleza y fuerza de Cleoptara, Marco Antonio abandona todo deber hacia Roma por la reina egipcia. Fue una relación tormentosa, en donde los intereses políticos se mezclaron con la pasión y con los espíritus rebeldes de los dos amantes. Los conflictos y complots contra ellos hacen que la pareja se quite la vida, Antonio con una espada y Cleopatra con la fatal mordida de una aspíd.

 

8. Marguerite y Armand

Estos personajes de la historia La Dama de las Camelias de Alexandre Dumas son también muy conocidos por la ópera La Traviatta de Giuseppe Verdi inspirada en el libro. Armand Duval se enamora de la cortesana Marguerite Gautier y trata de convencerla de regresar a una vida más honorable. Marguerite acepta ilusionada, ya que ella también está enamorada de él. Sin embargo, el padre de Armand, preocupado por lo que esto causaría a la reputación de la familia, convence a Armand que Marguerite lo ha dejado por otro hombre. El destino es especialmente cruel con Marguerite, y ella acaba su vida sola y enferma.

 

9. Popocatépetl e Iztaccíhuatl

México no se queda corto con este tipo de narraciones y tiene una específico que es muy representativa de su folclor. En el clímax del imperio azteca, antes de partir a la guerra, Popocatépetl pide la mano de Iztaccíhuatl, hija del jefe. Todo esperan ansiosos su regreso, pero un rival del guerreo le dijo a Iztla que el había muerto. Su tristeza era tan grande que murió. Al regresar, Popocatépetl decide honrar la memoria de su amor y entrega el cuerpo de ella que sólo parece estar durmiendo y a si mismo como ofrenda para los dioses, los cuales los convierten en dos montañas que ahora adornan los paisajes de nuestro país.

 

10. Lancelot y Guinevere

Este relato retoma la historia de Tristán e Isolda y se inspira enormemente en él pero lo sitúa en una de las épocas más icónicas del folclor inglés: la corte del Rey Arturo y sus caballeros, la mesa redonda y la búsqueda por el Santo Grial. Guinevere, esposa del rey, se enamora del mejor caballero de Arturo, Lancelot. Así, la lucha de los protagonistas entre lo que se debe hacer o seguir el corazón, comienza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias