Cultura

SHINZO ABE VISITA MEMORIAL DEL HOLOCAUSTO EN JERUSALÉN

Jerusalén, Undefined | AFP |

El primer ministro japonés Shinzo Abe reafirmó el lunes en Jerusalén el compromiso de su país con la paz y para evitar que se reproduzcan tragedias como el Holocausto, durante una visita al memorial Yad Vashem dedicado a las víctimas.

“Visité la casa de Ana Frank en Amsterdam en marzo del año pasado. Llego ante ustedes totalmente determinado: nunca más el Holocausto”, declaró en japonés y en hebreo tras su visita al memorial de Yad Vashem, que suelen visitar todos los invitados oficiales.

“Conmemoramos este año el 70º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial y la liberación de Auschwitz. Me comprometo a no volver a permitir que tragedias como esta se reproduzcan”, declaró, unas palabras que también escribió en el libro de honor del memorial.

“Japón está determinado a contribuir de forma aún más activa a la paz y a la estabilidad del mundo”, aseguró Abe.

El primer ministro, que viajaba bajo alta protección, reavivó la “llama eterna” y depositó flores en la sala de la memoria, una imponente y sombría construcción de cemento y basalto en cuyo suelo aparecen los nombres de los campos de exterminio nazi.

El mandatario se recogió luego ante el árbol plantado en memoria de Chiune Sempo Sugihara, único “Justo entre las Naciones” japonés según Yad Vashem, la institución israelí creada para honrar a las víctimas del Holocausto.

Este diplomático japonés de Kaunas, antigua capital de Lituania, otorgó en 1940, contra la opinión de su cancillería, 3.500 visados a judíos que intentaban huir a Europa.

Abe efectuó la primera visita a Israel de un jefe de gobierno japonés desde hace nueve años. Concluye con Israel y los Territorios Palestinos una gira regional que le llevó a Egipto y Jordania.

Últimas noticias