Cultura

¿Ser creativo o tradicional?: La pregunta del siglo XXI

creatividad

En las últimas décadas ser creativo se ha vuelto una de las aptitudes más importantes, especialmente, entre estudiantes y profesionistas. Sin embargo, ¿realmente somos tan creativos como queremos?

De acuerdo con Jennifer Mueller, profesora asociada en administración de la Universidad de San Diego, las escuelas son las primeras en terminar con los intentos creativos de los estudiantes por considerarlos disruptivos.

Lo peor es que la situación no cambia al trabajar en las empresas, por ejemplo: IBM realizó una encuesta entre sus ejecutivos donde les preguntó ¿cuál era la característica más deseada entre sus empleados? Efectivamente la creatividad fue la que más se mencionó, pero al mismo tiempo el 50% de los entrevistados señaló que ésta los obligaba a luchar con las ideas que ya conocían y por ello no estaban dispuestos a tomar soluciones creativas.

Este rechazo por la creatividad también ocurre en el área científica, donde se descubrió que los encargados de evaluar las propuestas de contribuciones científicas siempre clasificaban de forma más baja a las propuestas más novedosas.

ser-creativo-o-tradicional-la-pregunta-del-siglo-xxi

Todas las acciones antes mencionadas muestran la afrenta discreta entre lo tradicional y lo creativo. Pues hasta el momento, la sociedad continúa viendo a las nuevas ideas como una ‘amenaza’ para el status quo.

Lo anterior es consecuencia de la inestabilidad y complejidad que se vive en el siglo XXI, donde las personas prefieren respuestas claras y únicas por encima de soluciones originales.

Ahí radica el problema ya que es necesario que la creatividad sea vista como una alternativa para resolver los problemas que aquejan al mundo. Hoy más que nunca se requiere que las generaciones de abajo rompan paradigmas: empezando por el miedo a ser creativo.

Últimas noticias