Cultura

RÉNE MAGRITTE: EN CONTRA DEL SENTIDO COMÚN

Reconocido como uno de los artistas más destacados del surrealismo, las obras del pintor belga René Magritte, nacido en 1898, incitan al espectador a la reflexión, al buscar el significado oculto detrás de los brochazos y símbolos para así cuestionarse la realidad misma. A lo largo de su carrera, el estilo de Magritte se fue trasformando hasta establecerse dentro del surrealismo. Su estética se vio influida por los eventos que ocurrían en su vida personal, desde la trágica muerte de su madre, su matrimonio, su primera exposición fallida, el encuentro con André Breton en 1927, hasta la Segunda Guerra Mundial y la ocupación alemana en Bélgica. Sus triunfos y fracasos definieron en el camino artístico que quería seguir. En su obra encontramos comúnmente rostros cubiertos y objetos descontextualizados que desafían el sentido común y obligan al espectador a pensar de otra manera y en otro plano. Esta es una de las aportaciones más valiosas de Magritte: el arte como catalizador de introspección y extrospección a la vez, ver el mundo exterior e interior de una manera distinta y fuera de la zona de confort. Hoy se conmemora el aniversario luctuoso número 47 de este gran artista que marcó pautas y fue fiel a sí mismo y a sus ideas, rompiendo los cánones de su época, obras que lograron inmortalizarlo hasta nuestros días.

Infromación e imágenes: ©René Magritte

Últimas noticias