Cultura

Las recetas surrealistas de Remedios Varo y Leonora Carrington

A lo largo de la amistad entre Remedios Varo y Leonora Carrington se ha dicho mucho sobre su influencia pictórica mutua y el fuerte lazo surrealista que las unía. La semejanza de sus estilos era tan clara que hasta la misma Remedios se refería a Leonora como su alma gemela en el arte. No obstante, existen muy pocos testimonios sobre la creación culinaria que juntas producían.

Leonora Carrington

Naturaleza muerta resucitando por Remedios Varo en 1963 Museo de Arte moderno.

Carrington amaba la cocina por la asociación de dicha práctica con las calderas, las pócimas y la brujería celta. Asimismo, Varo veía en la gastronomía una oportunidad de involucrarse con el ocultismo, el cual a su vez era muy estimulado por su vena surrealista y la atmósfera mágica que le brindaba México en sus calles y mercados.

Te interesa: Guía para no confundir a Leonora Carrington con Remedios Varo

Leonora Carrington

Santa Teresa en la cocina, 1958 por Leonora Carrington colección privada.

En el cuaderno de dibujo de Remedios existe un apartado de Recetas y consejos para ahuyentar los sueños inoportunos, el insomnio y los desiertos de arenas movedizas bajo la cama. Aquí se muestran diferentes métodos para lograr las alucinaciones más descabelladas. Por ejemplo, para soñar que se es el rey de Inglaterra se necesita utilizar un cepillo de cepillina para untar clara de huevo al soñador. Otro de los consejos más famosos es la receta para causar sueños eróticos. Los ingredientes para lograr este procedimiento son: un kilo de raíces fuertes, tres gallinas blancas, una cabeza de ajos, dos hígados de ternera, un ladrillo y dos pinzas para la ropa.

Leonora Carrington

Naturaleza muerta resucitando por Remedios Varo en 1963 Museo de Arte Moderno.

Te recomendamos: Las brujas del arte: Leonora Carrington, Remedios Varo y Kati Horna

Pero esto no es todo, su inventiva fue suficiente para crear un instructivo que indica cómo preparar a la cocinera. Entre los pasos que toda mujer debía seguir para convertirse en experta en este arte estaban vestir un corsé bastante apretado, probarse unos bigotes y medirse algunos sombreros napoleónicos. Si bien, a ambas surrealistas les encantaba reír -razón por la que hicieron varias de estas recetas-, también buscaban establecer una relación entre los roles tradicionales femeninos y ciertos actos mágicos de transformación.

Últimas noticias