Cultura

PARLAMENTO DE URUGUAY VOTA POR PROYECTO A FAVOR DE MATRIMONIO GAY

Este miércoles, el Parlamento uruguayo vota un proyecto que legalizará el matrimonio homosexual, convirtiendo al país en el segundo de la región en permitir estas uniones, después de Argentina.

El proyecto será votado en la Cámara de Diputados, que ya lo aprobó en diciembre de 2012, pero debe ahora ratificarlo, luego que el Senado realizara modificaciones al texto.

Tanto en la cámara alta como en la cámara baja el proyecto fue aprobado por amplia mayoría y con el respaldo de legisladores de todos los partidos políticos, por lo que se cree que este miércoles los cambios serán validados también por amplia mayoría.

“Solo hay que dar lugar o no a las modificaciones del Senado, pero seguramente igual habrá un debate”, dijo a la AFP el diputado del oficialista Frente Amplio (FA, izquierda), Aníbal Pereyra.

Para el legislador, la nueva norma refleja un cambio social. “Esta ley hace unos 10 años era impensable. Pero la sociedad avanza y las leyes también, de acuerdo a cómo se vive”, sostuvo.

El polémico texto, que ha sido cuestionado por la Iglesia Católica y grupos de defensa de la familia, sostiene que “el matrimonio civil es la unión permanente, con arreglo a la ley, de dos personas de distinto o igual sexo”.

Pero además incluye cambios -tanto para parejas homosexuales como heterosexuales- en las normas sobre filiación, divorcio, edad mínima para contraer matrimonio, régimen sucesorio, adopción y el orden de los apellidos de los hijos, que será de libre elección de las parejas.

Ovejas Negras, un colectivo que reúne a lesbianas, gays y travestis y que estuvo en el inicio del proyecto y la campaña por el denominado “matrimonio igualitario”, convocó una celebración para este miércoles frente al Palacio Legislativo, tras que se apruebe la ley.

“El país habrá cambiado”

“El Uruguay está a punto de dar un gran paso hacia una sociedad más justa e igualitaria. Este miércoles 10 de abril, con la aprobación de la ley de matrimonio igualitario, nuestro país habrá cambiado. Lo que hace unos años parecía imposible se transformará en pocas horas en realidad concreta, en derecho conquistado y en dignidad compartida”, aseguró en un comunicado.

“Muchas y muchos uruguayos nacimos en un país donde ser gay, lesbiana y trans equivalía a estar enfermo, ser amoral, o hasta una desgracia familiar y social”, añadió.

Pero tras una “lucha de décadas” se abrió el camino “a todo un ciclo de conquistas legales, como la aprobación de la unión concubinaria, la reforma integral del sistema de adopción, y la ley de cambio y sexo registral. Un ciclo que ahora se cierra con la aprobación del proyecto de matrimonio igualitario”, sostuvo.

En los últimos seis años, Uruguay legalizó la unión civil de homosexuales y la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, además de habilitar el cambio de nombre y sexo y el ingreso de homosexuales a las Fuerzas Armadas.

En junio del año pasado, la justicia reconoció, además, por primera vez un matrimonio entre dos personas del mismo sexo celebrado en España.

En la región, el matrimonio homosexual está permitido en Argentina desde 2010 y en Ciudad de México, desde 2009.

La votación del miércoles fue precedida por fuertes llamados de la Iglesia Católica uruguaya en contra de la iniciativa.

© 1994-2013 Agence France-Presse

Últimas noticias