Cultura

Paisajes que forman fotografías, fotografías que forman paisajes

Paisajes que forman fotografías, fotografías que forman paisajes.

Realidad, imaginación y manipulación en el Bank Austria Kunstforum en Vienna

Cuando escuché por primera vez acerca de Landscapes in my Mind en el Bank Austria Kunstforum Vienna, pensé que era un nombre excelente para una exhibición artística. Instantáneamente, creó una imagen de la naturaleza en mi mente, y me llevó a la conclusión de que la muestra trataba sobre pinturas de paisajes: comenzando por los viejos maestros hasta nuestros días. Pero fui desmentida de una buena manera. En la muestra, se encontraban los trabajos de artistas que habían escogido la fotografía como medio de expresión. Muchos de ellos –por coincidencia– eran parte de la famosa generación de estudiantes de Bernd y Hilla Becher en la Academia de Arte de la ciudad de Düsseldorf (también conocida como Becker clas o Düsseldorf School of Photography), como Elger Esser, Thomas Ruff, Andreas Gursky, Axel Hütte y Jörg Sasse.

Todos los artistas mostrados en la exhibición tienen su propio acercamiento al tema y estilo: tanto en la técnica como en el equipo y la composición. En cuanto descubres sus cualidades clave –es decir, los elementos compositivos que son importantes para ellos–, eres capaz de detectar hasta cierto grado a la persona detrás del trabajo. Me recordó el detectar a los grandes maestros en el Museum of Fine Arts al buscar las técnicas que hicieron famosos a estos artistas.

En esta muestra, aprendí que la fotografía de paisajes no sólo consiste en retratar la naturaleza; en realidad, hay mucho más dentro del arte contemporáneo. El artista alemán Olaf Otto Becker, por ejemplo, realiza expediciones lejanas para fotografiar determinado lugar, toma nota de las coordenadas donde trabajo, y después de un par de años vuelve para una segunda toma. Así, queda en evidencia la transformación que ha sufrido. Olaf ejemplifica esto con un iceberg gigante ubicado al centro y con perfecta simetría (Ilulissat Icefjord 13). Fue tomada en Greenland en 2013.

paisajes-que-forman-fotografias-fotografias-que-forman-paisajes-rs

Aunque no emplea coordenadas, Elger Esser realiza un acercamiento similar mediante su colección de postales del año 1900, la cual consta de 25,000 piezas. Elger localiza los sitios de cada postal, los visita y toma una fotografía desde la misma perspectiva de la tarjeta. Los trabajos expuestos en el Kunstforum mostraban los mismos tonos sepia junto con un sentimiento atemporal; a simple vista, no es posible decir en qué momento fueron tomadas. En la exposición hay un paisaje italiano, algún lugar en las montañas rodeado de vegetación y un gran río; parece un pueblo antiguo y aislado, pero en realidad la imagen fue tomada en 1998 (Roghudi II).

En la exhibición, también había una impresionante fotografía del glaciar Perito Moreno de la Patagonia, Argentina (Perito Moreno #18). Hecha por Frank Thiel, muestra una vasta estructura de hielo por encima del océano. Ésta se presenta en formato cinemascope. Haber sido capturada a nivel del agua, crea una imagen muy poderosa por los quiebres azulados del glaciar. No se aprecian seres humanos o cualquier otro elemento familiar que dé alguna noción sobre la altura real y las dimensiones de esta impresionante formación natural. En la realidad, mide 40 metros de alto y es un lugar peligroso para visitar, ya que grandes bloques de hielo pueden caer en cualquier momento. Thiel requirió de un permiso especial de parte de las autoridades para acercarse en bote a esta estructura.

Cuando se trata de fotografía, no todos los aspectos de la composición deben ser visibles a primera vista. Había una imagen de los Alpes suizos con muchos snowboarders dispersos en la nieve blanca (Mittel Allalin IV) de Walter Niedermayr. Vista de lejos, me recordó de alguna manera a un hormiguero; todo este espacio blanco creaba una superficie plana. Sólo a segunda vista, cuando uno se acerca más, es posible notar que la gente está sobre media tubería para snowboarding.

paisajes-que-forman-fotografias-fotografias-que-forman-paisajes-1

La composición de una fotografía tiene lugar cuando es tomada, pero el hecho de componer no termina aquí. Hay muchos programas computacionales que llevan este arte a otro nivel. Artistas como Jörg Sasse usan expresamente software para generar paisajes que no pueden ser encontrados en la naturaleza. Sus modelos a seguir son pintores que acostumbraban viajar por diferentes países para combinar sus elementos y estructuras en un solo cuadro; este acercamiento es seguido por Sasse. Él toma una imagen y posteriormente la adapta para crear una pieza compuesta. En la exhibición, se encuentra una estructura montañosa, todo en escala de blanco y negro y con colores lila y azul –Nightfall Scenery and Mist (2729)–. La artista austriaca Julie Monaco crea sus imágenes completamente a computadora. Ella utiliza un software programado especialmente para producir paisajes digitales. En Kunstforum, se halla un mar rudo –grandes y oscuras olas y nubes dramáticas hasta donde alcanza la vista (cs_02/2)–. Uno diría que esta clase de ejemplos son muy peligrosos.

Jugar con los ojos del observador y componer una imagen antes de ser capturada son las especialidades de Sonja Braas. Toma tiempo descifrar lo que es mostrado en su trabajo: ¿es una inundación? ¿un paisaje volcánico? o ¿un acercamiento a una llanta gigante tirada en el lodo? Su objetivo es mostrar a los espectadores que su visión es afectada por lo que acostumbran a ver en los medios masivos. Ella usa pequeños objetos, quema estructuras, rocía agua en las imágenes o deja caer un chorro para crear una inundación. Después, toma las fotografías y las presenta en una escala que oculta lo que realmente es el paisaje: un set construido. En la exposición de Kunstforum, se encuentra la obra titulada Flood (The Quiet of Dissolution).

Otro acercamiento interesante es no tomar la fotografía uno mismo, sino bajarlas de internet para alterarlas. Thomas Ruff siguió este enfoque y usó imágenes del planeta Marte de la NASA (Ma.r.s 09_I). Como éstas fueron tomadas por máquinas, no hay derechos que considerar. Lo que Thomas Ruff hace es descargar archivos de internet en un formato pequeño y comprimido. Posteriormente, los hace crecer hasta volverlos borrosos y pixelarlos. En la exhibición, uno tiene que moverse algunos pasos hacia atrás para distinguir el cuadro completo (jpeg nII01). Mediante esta técnica, el artista muestra que incluso la tecnología moderna tiene límites.

paisajes-que-forman-fotografias-fotografias-que-forman-paisajes-2

Andreas Gursky, también de la generación de fotógrafos de Becher, literalmente compone la realidad y juega con nuestras expectativas. Su estilo característico consiste en fotografías de color a gran escala modificadas digitalmente. La exposición muestra algunas imágenes de islas en Tailandia (James Bond Island II). Cuando las miras por primera vez, piensas: “¡Qué lugar tan impresionante! aquí es donde pasaré mis siguientes vacaciones”. Pero después, das cuenta de que no verás esta constelación cuando vayas ahí. La razón de esto es que fueron alteradas digitalmente. En realidad, el artista hizo una toma aérea desde un helicóptero, y después reacomodó las islas en su computadora. Él duplicó algunas de ellas y creó una nueva estructura. El trabajo es sorprendentemente muy detallado, por lo que pueden identificarse los barcos y la gente caminando en la playa o nadando en el mar.

Landscapes in my Mind es una exposición impresionante, pues muestra lo que es capaz de hacer la fotografía moderna: crea paisajes que evocan de manera instantánea el sentimiento de “Quiero ir ahí” para después notar que se trata de una imagen manipulada con, probablemente, una pulgada de realidad. Esto lleva a la pregunta: ¿Dónde termina la realidad y dónde comienza la imaginación?, ¿cuando se toma la fotografía?, ¿cuando el artista define la composición en el visor de su cámara? O ¿durante el proceso de postproducción en una computadora?

Últimas noticias