Arquitectura

NOSSA SENHORA APARECIDA: CULTO EN AMARILLO Y VERDE

 

La catedral de Brasilia, conocida comúnmente como la catedral de Nossa Senhora Aparecida, construida por el célebre arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, fue erigida en 1958. Este templo de forma hiperboloide y hecha en hormigón, ostenta una vasta cúpula de vitrales en azul y verde intercalados por columnas de hormigón que se ensamblan hacia la parte superior, representando desde adentro, los rayos del sol. Desde afuera, la estructura simboliza dos manos que se mueven hacia el cielo. El recinto tiene cuatro campanas fundidas en España. En estas fechas, debido a los festejos por la Copa del Mundo, la catedral de Brasilia se ha iluminado con los colores de la bandera nacional, un verde y amarillo que prestan su luminiscencia para colorear la oscuridad.

Imágenes: ©FIFA, ©Francisco Aragão, ©Augusto Areal

Últimas noticias