Cultura

No quería escribir

No quiero escribir,
estoy muy cansado;
pero si lo hiciera
seguro le diría
lo mucho que la quiero.
Usaría palabras fáciles,
nada rebuscado
porque así la quiero,
de manera sencilla
y sin rodeos.

Es muy simple lo que siento por ti.

Cuando despierto
temprano en la mañana,
me siento en la cama
molesto de abandonar el sueño,
me espabilo un poco
y pienso en ti.

De inmediato cambio de humor.

Me levanto,
veo por la ventana,
me doy cuenta que el cielo más gris,
se llena de color porque pienso en ti.

No es mentira.

En los días de tormenta
el trueno mas ruidoso,
aún con su violencia,
resuena hermoso
porque pienso en ti.

Todo cambia cuando pienso en ti.

Te repito, no quiero escribir,
estoy muy cansado;
pero si lo hiciera
lo haría con un lenguaje
poco adornado,
pues es humilde
lo que siento por ti.

Te quiero porque conozco
lo que somos cuando no estamos.
Incompletos, apresurados,
contándonos el clima,
hablando del mundo,
diciéndonos libros y música.

Cine, libros y música.

Al vernos a los ojos
entre tanto cuento,
indagas en mis pupilas
y encuentras un: Te quiero.
Indago en tus pupilas,
hago una vida en ellas;
muero y renazco en ellas
y sabes que te quiero.

Yo no quería escribir,
estoy cansado,
pero pienso en ti.

Últimas noticias