Música

Conciertos para cello y contrabajo que te recomendamos

Cuando pensamos en una orquesta, normalmente vienen a nuestra cabeza instrumentos más populares como la flauta, el piano o el violín, pero otros como el violoncello o el contrabajo pocas veces. Esto se debe a que durante siglos, estos últimos han sido catalogados como un acompañamiento y no como solistas. No obstante, existen autores que percibieron en sus graves sonidos una posibilidad.

Conciertos para violoncello

En general, los conciertos para violoncello son acompañados por un pequeño número de instrumentos, pues se busca no perder su sonido. Las primeras piezas fueron escritas en el barroco, pero para su mala suerte tuvo que competir en sus inicios con la viola da gamba, por lo que conciertos para éste fueron escritos después del siglo XIX.

Algunos de los músicos que dieron vida a este instrumento son: Vivaldi, Bach, Haydn y Boccherini. Posteriormente, en el romanticismo vinieron autores como Schumann, Saint-Saëns y Dvořák, quienes hicieron de éste un indispensable en todos los conciertos y orquestas; por otro lado, en el siglo XX se cuentan: Elgar, Prokofiev, Barber y Hindemith. Después de la posguerra, la mayoría de los compositores –como Shostakovich– han escrito por lo menos una pieza para violoncello.

Paralelamente, el contrabajo suele emplearse en conciertos conformados por tres movimientos. La mayoría fueron escritos por Domenico DragonettiJohannes Matthias Sperger; otros autores son Johann Baptist Wanhal, Carl Ditters von Dittersdorf y Haydn.

¿Por qué no se hacían muchos conciertos para violoncello y contrabajo?

La respuesta es simple: estos instrumentos son de baja frecuencia, y por lo tanto no proyectan un sonido tan impactante como el del violín o el piano. Sus notas graves se pierden fácilmente si no articulan un solo. Por esta razón, muchos compositores eligieron tocarlos en orquestas reducidas e incluso parar todo para apreciarlos. El contrabajo es todavía más complicado de armonizar; de hecho, muchos autores –en especial Bottesini– escribieron solos en los registros altos –agudos– del instrumento.

Pero en el mundo de la música nada es imposible, así que a continuación te mostramos una excelente selección de conciertos para violoncello y contrabajo, ¡disfrútalos!

Arda Ardases Agosyan | Bumble Bee para contrabajo

Nino Rota | Divertimento Concertante para contrabajo y orquesta

Carl Philipp Emanuel Bach | Cello Concerto en A menor

Sergei Prokofiev | Cello Concerto, Op. 58

Camille Saint-Saëns | Cello Concerto No. 2 in D minor, Op. 119

Últimas noticias