Cultura

MUSEO RIJKSMUSEUM MUESTRA SU NUEVA IDENTIDAD

El afamado museo Rijksmuseum de Amsterdam mostró hoy jueves 4 de abril, su nueva identidad en pleno Siglo XXI, luego de una década de millonarias obras de renovación que le permiten ahora arrojar una nueva luz sobre su incomparable colección dedicada al Siglo de Oro holandés.

“El Rijksmuseum escribirá una nueva página de su historia”, declaró el director del museo Wim Pijbes ante la presa, tras casi diez años de obras valoradas en 375 millones de euros.

“Todo cambió de lugar, excepto una pintura, `La Ronda de Noche´”, añadió Pijbes, refiriéndose al lienzo más famoso del artista holandés Rembrandt (1606-1669).

Atracción principal del museo, esta pintura de 3,8 metros de alto sobre 4,5 metros de ancho tiene su propio salón, “El salón de la Ronda de Noche”, desde 1885, fecha en la que el Rijksmuseum se instaló en el inmueble que ocupa actualmente.

“Nuestra ambición es que todo niño holandés vea `La Ronda de Noche´ antes de cumplir 12 o 13 años”, dijo Pijbes. “El Rijksmuseum reúne a la gente, al arte y a la historia”, añadió.

Antes de su renovación, el Rijksmuseum acogía a cerca de un millón de visitantes por año. Ahora, podrá recibir a entre 1,5 y 2 millones de visitantes por año.

En este museo están expuestas algunas de las más importantes obras maestras del Siglo de Oro, entre ellas pinturas de Rembrandt, Johannes Vermeer y Gabriel Metsu, artistas de una época en la que Holanda dominaba el comercio mundial.

Los trabajos de renovación del Rijksmuseum fueron financiados por el Estado holandés -a través del ministerio de Cultura-, por el propio museo, y otros mecenas como la empresa Philips o ING.

El Rijksmuseum abrirá sus puertas oficialmente el 13 de abril, en presencia de la reina Beatriz de Holanda.

Este evento marcará la última aparición oficial de la soberana como jefa de Estado, tras su sorpresiva abdicación en favor de su hijo, el príncipe Guillermo-Alejandro.

Pinturas acompañadas de objetos de época

A cargo de la renovación, los arquitectos sevillanos Antonio Cruz y Antonio Ortiz, tenían como consigna poner en valor el trabajo romántico-gótico de Pierre Cuypers, el arquitecto holandés que diseñó el edificio que alberga el Rijksmuseum desde 1885.

El trabajo de acondicionamiento de las salas fue confiado al francés Jean-Michel Wilmotte, conocido principalmente por su trabajo en el museo del Louvre.

La mayor innovación reside en la manera en la que las obras están presentadas: ya no se trata de separar las armas, muebles y pinturas en distintas salas, ahora todas las obras están ordenadas por periodos históricos, y al estar juntas son como una ventana de su época.

Así, los lienzos del joven Rembrandt están acompañados de un armario de ébano fabricado por uno de sus amigos, Herman Doomer, de un tazón en forma de ostra hecho por otro de sus allegados, Jan Lutma, y de un retrato del poeta Constantin Huygens, que escribió acerca de Rembrandt.

Unas 8.000 piezas están expuestas en 80 salas. El museo cuenta con una superficie total de 30.000 metros cuadrados.

En el patio del museo se encuentra ahora el pabellón asiático, un edificio ultra-moderno de vidrio y hormigón llamado “el joyero”, que alberga una colección de arte asiático.

© 1994-2013 Agence France-Presse

Últimas noticias