Cultura

Mundos imposibles: los mapas antiguos más bellos

Se dice que los primeros mapas que tuvo la humanidad fueron las estrellas. Los antiguos se guiaban a través de ellas para prácticamente todo: desde cultivar hasta navegar por el oceáno. Por lo tanto, es común encontrar dibujos y relatos sobre las constelaciones y sus miles de significados.

Entre las culturas que utilizaron con maestría estos mapas celestes, se encuentran los aborígenes australianos y los samoanos, quienes a su vez descienden de algunos de los navegantes más antiguos del planeta. Ellos decidieron crear mapas a partir de las estrellas, las cuales los guiaban a través de las diversas islas del Pacífico. Estas culturas incluso escondieron mapas en sus canciones y danzas, las cuales actualmente los guían a través de los inclementes desiertos o sueños, como denominan a sus territorios.

Otro bello ejemplo son los indígenas de las Islas Marshall quienes elaboraban proto-mapas con conchas sobre enrejados de palmas que representaban cartas marinas que indicaban la curvatura de los frentes de olas. En México, nuestros ancestros, tenían cartas geográficas elaboradas en papel de maguey y pieles, así como tejidos de algodón, henequén y palma, en donde se dibujaban colores vegetales y en ocasiones se les daba un acabado con barniz.

Los mapas más antiguos que se conocen son unas tablillas babilónicas que datan de hace 5,000 años. No obstante, los primeros con fundamento científico provienen de Grecia, y buscan reproducir con fidelidad informaciones aportadas por diversos viajeros.

El primer mapamundi fue elaborado por Tales de Mileto, en este se concibe el mundo como un disco que flota sobre agua. No obstante, fue Eratóstenes quien desmintió que la tierra era plana a partir de establecer las primeras medidas de la Tierra .Este pensador mediante sus cálculos obtuvo el radio del ángulo terrestre, y a partir de ahí la longitud de la Tierra, la del meridiano y la circunferencia terrestre, muy aproximadas a la medida real. Gracias a él, a Ptolomeo y otros más, la concepción de los griegos sobre la Tierra cambió: esta no era plana, sino curva.

Sin embargo, debido a la Edad Media, la cartografía se estancó durante muchos siglos, por lo que los marinos navegaban usando mapas improvisados –de aquí los famosos mapas con monstruos marinos– hasta el descubrimiento de la brújula, el cual permitió elaborar los primeros portulanos.

La cartografía avanzó gracias a las escuelas italiana, catalana, portuguesa, veneciana, francesa y mallorquina. También por los viajes de los venecianos y genoveses al interior de África, y los grandes recorridos de los portugueses y españoles por las costas de aquel continente –posteriormente el americano–. Así surgió un nuevo y gran impulso en esta disciplina. Finalmente, en el Siglo XX, nuestra cartografía dio grandes avances gracias a la fotografía aérea y la fotografía satelital.

A continuación, te mostramos los mapas más bellos que se crearon en aquellos tiempos para guiar cientos de navegantes y exploradores.  Haz click a la galería

Últimas noticias