Cultura

MUERE EL PINTOR ZAO WOU-KI

 Zao Wou-Ki, pintor chinofrancés maestro de la abstracción lírica reconocido en todo mundo, murió este martes en Suiza a los 93 años.

Enfermo de Alzheimer, el pintor había sido hospitalizado dos veces desde finales de marzo y tenía dificultades respiratorias, dijo a la AFP Jean-Philippe Hugot, el abogado de su hijo Jia-Ling Zhao.

Nacido el 1 de febrero de 1920 en Pekín en una familia de letrados, Zao Wou-Ki estudió y fue profesor en la Escuela de Bellas Artes de Hanghzou entre 1941 y 1947, donde descubrió la pintura occidental en las revistas de arte.

En 1948 se instaló en París, donde se convirtió en uno de los maestros de la abstracción lírica, junto al francés Pierre Soulages y al francoalemán Hans Hartung.

Durante los años cincuenta, en los que formó parte de la Escuela de París, Zao Wou-Ki fue amigo de los poetas Henri Michaux y René Char así como del escritor André Malraux, del que ilustró varias obras. En 1964 obtuvo la nacionalidad francesa.

El pintor tenía Alzheimer desde al menos el año 2005 y necesitaba ayuda permanentemente.

Hoy sus obras se adjudican en las subastas por precios que oscilan entre uno y 2,5 millones de dólares. En 2008 la casa Christie’s de Hong Kong adjudicó su cuadro “Homenaje a Tou-Fou” (1956) por 5,8 millones de dólares.

Quizás víctima de este éxito, el destino del pintor enfermo, instalado desde finales de 2011 por decisión de su mujer en la localidad suiza de Dully, a orillas del lago Leman, se ha convertido en un conflicto familiar.

Su hijo Jia-Ling Zhao, nacido de un primer matrimonio, acusa a su madrastra, Françoise Marquet, de haber instalado al artista en Suiza para apoderarse de su obra. El hijo asegura que Zao Wou-Ki estaba muy apegado a Francia, donde en 2006 recibió la Legión de Honor, y que nunca había pedido instalarse en Suiza.

Por su parte la mujer del pintor afirma que en Suiza hay las condiciones ideales para tratar su enfermedad y que su traslado permitía además gestionar mejor la obra y la fortuna del pintor.

Françoise Marquet creó en Suiza una fundación para promover la obra de su marido, una institución de la que su hijo dice haber sido excluido.

Recientemente el hijo del artista había conseguido que se nombraran en Francia y en Suiza tutores legales del pintor a personas independientes, para alejarle del control de su esposa.

Según el abogado de Jia-Ling Zhao, la muerte del pintor fue la consecuencia de la decisión, con el acuerdo de su mujer pero a la que su hijo se oponía, de “dejarle morir”.

El hijo de Zao Wou-Ki también había puesto una denuncia en París contra la mujer por abuso de debilidad, que fue archivada, y luego otra, todavía en curso, por abuso de confianza y falsificación, entre otras cosas.

© 1994-2013 Agence France-Presse

Últimas noticias