Cultura

MONTI DICE QUE EMERGENCIA FINANCIERA SE ACABÓ PERO NO LA SOCIAL

El jefe de gobierno italiano saliente, Mario Monti, declaró el martes que la urgencia financiera de Italia se terminó pero no la económica y social, por lo que invitó a los reformistas a movilizarse de cara a las elecciones generales del 24 y 25 de febrero próximos.

“La urgencia financiera se acabó, pero desafortunadamente persiste la urgencia económica y social”, aseguró en declaraciones al noticiero de televisión Tgcom.24.

“Para superar esas graves emergencias hay que movilizar a los reformistas”, lanzó.

Después de haber gobernado un año con el apoyo de casi todas las fuerzas políticas con el fin de tomar medidas drásticas para enderezar la economía de Italia, al borde del abismo, Monti decidió lanzarse al ruedo político.

Apoyado por sectores moderados y la influyente iglesia católica, Monti reconoció que durante su gestión “fue negligente con asuntos como la desigualdad social y la distribución de la riqueza”.

Monti, un tecnócrata, prometió el martes a los italianos la reducción de impuestos y aseguró que tuvo que aumentarlos durante su gobierno debido al “comportamiento irresponsable” de “algunos de los líderes que lo precedieron”, al referirse indirectamente al magnate Silvio Berlusconi.

“Espero que los ciudadanos hayan madurado sobre todo porque tuvieron que pagar de su bolsillo las promesas electorales”, comentó.

Desde que anunció su entrada en política, Monti concede numerosas entrevistas, siguiendo el ritmo de su mayor rival, Berlusconi.

“Ahora en plena campaña electoral anuncia que bajará los impuestos. Pero es la misma persona que decidió aumentarlos para salvar al país. Parece demagogia”, comentó Matteo Renzi, alcalde de Florencia (centro) y uno de los líderes jóvenes del Partido Democrático (izquierda), formación favorita según los sondeos.

 

© 1994-2012 Agence France-Presse

Últimas noticias