Cultura

DERECHOS DE AUTOR EN EL MERCADO DEL ARTE III

Napoleón Bonaparte, un transgresor de los derechos de autor.

En la amplia lista de transgresores de los derechos de autor no podría faltar Napoleón Bonaparte, en particular del derecho moral, que como bien he señalado, se refiere a la libertad del artista de modificar su obra, de retirarla del mercado y, sobre todo, de que éste es el eterno autor de sus creaciones. El ejemplo que describo a continuación se refiere al encargo que hizo Napoleón Bonaparte al reconocido artista Jacques Louis David, la obra se tituló: La consagración de Napoleón, también conocida como La Coronación de Napoleón.

Al realizar una comparación entre los estudios previos y la obra final, se aprecia claramente que la obra ya terminada, tuvo que ser modificada. Lo que hizo el emperador fue dar instrucciones a David de que el papa Pío VII apareciera con el brazo derecho bendiciendo la ceremonia de coronación de éste como emperador. Schnapper y Sérullaz (1989) afirman que está documentada la visita que realizó Napoleón al estudio del pintor el 4 de enero de 1808; también que el 6 de febrero del mismo año David escribió:

“M. David ha terminado completamente los diferentes cambios que S.M. el Emperador había deseado que se hicieran en el cuadro de la coronación. El cuadro será expuesto mañana domingo en el salón del Museo” (Schnapper y Sérullaz., Citados por Furió; 2000: 216)

En ese momento, ya habían transcurrido 31 años de las Resoluciones del Consejo de Estado, en materia de propiedad autoral en Francia, las cuales se habían hecho extensivas a los artistas plásticos en 1777. Sin embargo, no existía la cultura de acudir a tribunales para interponer una queja por violaciones a los derechos morales. Por otra parte, seguía imperando el dominio de los monarcas y clientes acaudalados. La lista se extiende hasta la actualidad.

Santiago Ortega Hernández

Fuentes de información

Furió V. (2000). Sociología del arte. Madrid: Cátedra.

Últimas noticias