Cultura

LIU BOLIN REALIZA FOTOGRAFÍA RECORDANDO A LOS ESTUDIANTES DE AYOTZINAPA

México, México | AFP |

Con “preocupación”, el artista chino Liu Bolin, conocido como el rey del camuflaje, incorporó la desaparición de 43 estudiantes mexicanos a su vasta carpeta de obras, convertida en una plataforma de denuncias políticas y medioambientales a través de la fotografía y la pintura.

Entremezclados con plantas de maguey -originarias de México-, Liu Bolin dibujó 43 rostros de calaveras en alusión a los estudiantes que desaparecieron la noche del 26 de septiembre tras ser atacados a balazos por policías municipales en Iguala (Guerrero, sur).

“Esa obra habla sobre la preocupación que siento por la desaparición de los 43 estudiantes” de magisterio de la escuela de Ayotzinapa, dijo el artista durante una conferencia de prensa en Ciudad de México.

Pero el trabajo de Liu Bolin, nacido en Shandong, China, ha estado concentrado durante la última década en camuflarse o “invisibilizarse”, para destacar situaciones que demuestran “la tensión que existe entre las cosas que ha creado el hombre y el hombre mismo”, comentó a la AFP, horas antes de realizar una demostración en un exclusivo hotel de la capital mexicana.

El artista chino sorprendió a decenas de turistas al camuflarse, con la ayuda de pintores de México, entre una exposición de 347 máscaras de la folclórica lucha libre mexicana. Al evento asistieron cuatro legendarios representantes de este espectáculo deportivo que ha estado en los rings mexicanos durante décadas.

Liu Bolin, que también ha “camuflado” a habitantes de un pueblo cuyo entorno representa una creciente amenaza ambiental, comenzó a desarrollar la idea de “invisibilizarse” hace diez años, cuando tuvo la sensación de que como artista “sobraba en esta sociedad”.

“Y en China, es tan fuerte la tradición cultural antigua que ejerce una fuerte presión sobre los artistas chinos”, comentó.

El versátil creador se vale de la fotografía y la pintura para realizar “escenarios vivientes”, que implican una producción de varias horas.

Una vez que el artista selecciona el escenario -desde una montaña de carbón hasta stands de bebidas embotelladas-, se pone un uniforme militar chino sobre el que comienza a pintar para “desaparecer”, de tal forma que el espectador tiene que hacer un esfuerzo para identificar su silueta.

Liu Bolin ha expuesto en Estados Unidos, España, Venezuela, Colombia y otros países con tensiones políticas y ambientales.

Últimas noticias