Letras

Cómo utilizar correctamente el adjetivo “kafkiano”

aquello-nos-referimos-cuando-decimos-algo-kafkiano-rs

Probablemente, alguna vez tus ojos se encontraron frente al adjetivo kafkiano, ese misterioso término cuyo significado desconoce la mayoría de mortales, y que pareciera ser utilizado exclusivamente por las personas más cultas. O tal vez sepas que se trata de un concepto empleado para referirse a la temática de la obra del autor checo Franz Kafka.

Si aún desconoces cómo y dónde emplear este término, no te preocupes, no eres el único. Antes de aclarar cómo es que un concepto llegó a convertirse en un adjetivo que ya puede encontrarse en el diccionario de la Real Academia Española, empecemos por su origen:

Kafkiano, na

3. adj. Dicho de una situación: Absurda, angustiosa.

Real Academia Española

A pesar de que el adjetivo se empleó en un principio para reflejar la complejidad del sistema burocrático –un elemento esencial en la obra literaria de Kafka, quién trabajaba durante el día como burócrata en una compañía de seguros, y por las noches escribía hasta que le venciera el sueño–, actualmente se usa para referir cualquier situación complicada, absurda o surrealista. Sin embargo, muchos han sido los que han criticado el mal empleo de este término por no reflejar en su totalidad la visión de Kafka.

Un uso más acertado sería el de un adjetivo para determinar una situación o estado emocional específico generado por los desafíos e incertidumbres a los que se enfrenta el hombre contemporáneo. Al igual que la mayoría, Kafka, cedió a las demandas de la sociedad, sobre todo a la presión de su padre –que no consideraba la escritura como una profesión–, por lo que estudió la carrera de derecho, y más tarde ejerció como burócrata para pagar sus gastos.

En muchas de sus obras, como buen visionario, advirtió los estados psicológicos que padecería el hombre de la modernidad. La ansiedad y el estrés generado por la misma presión social, la deshumanización del sistema buracrático y penitenciario, entre otros elementos, estarían presentes en su obra literaria.

Similar a la literatura existencialista, en MetamorfosisEl Castillo, Proceso y/o América –tres de su obras más representativas– se refleja el estado de angustia y alienación –típicos del hombre del siglo XX– en sus personajes debido a su exposición frente a un mundo burocráticamente complejo cuyas reglas jamás llega a comprender.

Últimas noticias