Letras

Roald Dahl, el entrañable escritor de Matilda y Willy Wonka

roald dahl

Los personajes de las historias que Roald Dahl escribió han acompañado muchas generaciones de niños. Las aventuras de Matilda perseguida por Tronchatoro, James y su durazno, Charlie que se gana un viaje a la fábrica de Willy Wonka, brujas con máscaras y pelucas de humano que convierten a niños en ratones, gigantes bondadosos y zorros fantásticos han estado con nosotros como libro o película toda la vida.

Dahl nació en Gales, Reino Unido. Su padre y hermana mayor fallecerían cuando él apenas tenía cuatro años, por lo que su educación estuvo a cargo de rígidos internados ingleses; su único consuelo: los cuentos que su madre le leía y los dulces chocolates Cadbury, fábrica con la que los internados solían tener un acuerdo –una especie de estudio de mercado– para que los niños probaran los dulces y evaluarán su aceptación.

Roald Dahl, el entrañable escritor de Matilda y Willy Wonka

Al terminar sus estudios básicos, Roald decidió abandonar la escuela y comenzar a trabajar en la petrolera Shell. Como parte de sus labores, viajaría a África y conocería partes del mundo que de otro modo no hubiera tenido oportunidad de ver. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, se alistó como piloto y sufrió un accidente en Libia que lo dejaría temporalmente ciego.

Después de su recuperación, comenzó a escribir, y a partir de entonces, crearía un mundo de adultos excéntricos y niños curiosos e indómitos que ha sido llevado a las pantallas en múltiples ocasiones por renombrados directores.

Recordamos a Dahl y sus personajes entrañables a 100 años de su nacimiento.

Últimas noticias