Letras

Los infiernos de Dante

Los infiernos son una noción que existe en casi todas las culturas, en algunos casos llamados inframundos, concebidos como lugares en donde las almas perdidas, los malvados y los perversos residen.

En las diversas culturas, el inframundo era cuidado por los dioses que residían ahí y que vigilaban las almas que entraban para nunca devolverlas, pensado como un abismo que contenía varios niveles en donde había múltiples pruebas o castigos

los-infiernos-de-dante

En la mitología judeo-cristiana, el infierno fue creado por Dios y es un lugar en donde arden injustos y pecadores. Posteriormente, esta idea fue representada por uno de los grandes literatos de la historia, Dante, en su magna obra: La Divina Comedia.

A través de esta odisea, Dante combina la ideología judeo-cristiana con la griega para crear un sofisticado retrato del infierno, un lugar que posee varios niveles en los que cada uno refleja un cierto “castigo” y “pecado”

¿Cómo concebía Dante a los infiernos? A continuación te presentamos su cosmología del inframundo, sus habitantes y los pecados que llevan a las personas residir en esos lugares.

los-infiernos-de-dante

Ante infierno

Justo después de entrar al infierno, se encuentra un espacio en el cual penaban las almas que habían vivido sin cometer méritos ni infamias –los inútiles, los indecisos–. Estas almas estaban condenadas a nunca cruzar el río Aqueronte, pues carecían de la voluntad para tomar tal decisión.

Algunos de los habitantes de este espacio eran Esaú y Poncio Pilato.

los-infiernos-de-dante

Limbo

En él, se encuentran las personas que, no habiendo recibido el bautismo y siendo que nacieron privados de la fe, no pueden disfrutar de la visión de Dios, mas no son castigados por algún pecado. Se encuentran aquí: Homero, Horacio, Ovidio, Lucano, Electra, Héctor y Eneas. También en este infierno se encontraban los grandes patriarcas bíblicos que fueron rescatados por Jesús.

Segundo Círculo

En el segundo círculo están castigados los pecadores incontinentes y en particular los lujuriosos:la vanidosa reina etíope Dido, Cleopatra, Helena, Aquiles y Paris.

Tercer Círculo

En el tercer círculo, Dante y Virgilio continúan encontrando pecados incontinentes, en particular golosos: ellos están inmersos en el fango, bajo una lluvia incesante de granizo y nieve, y golpeados por Cerbero.

Cuarto Círculo

Aquí se encuentran los avaros y los pródigos, condenados a empujar enormes pesos de oro.

los-infiernos-de-dante

Quinto Círculo

Este círculo es el último en el cual se encuentran pecadores castigados por su incontinencia: yacen los iracundos y los perezosos. Los primeros inmersos y los segundos sumergidos en el pantano del Estigia. Aquí es castigado como iracundo: Filippo Argenti.

Sexto Círculo

El sexto círculo está dentro de los muros de la ciudad de Dite. En la mitología homónimo de Plutón, y acá vigilada por una multitud de diablos y por las Furias o Erinias. En este infierno se castigaba  los herejes, en este caso a quien contradijera a la iglesia católica.

Séptimo Círculo

Al séptimo círculo se accede después de haber superado los restos de una grieta, provocada por el terremoto que movió la tierra al morir Cristo. Ella marca una neta diferencia de la parte superior del infierno: de hecho los condenados de los últimos tres círculos son culpables de haber puesto malicia en sus respectivas acciones. Aquí son castigados los violentos, divididos en tres grandes giros.

  • Primer Giro: Los violentos contra el prójimo, es decir, los homicidas y los criminales, tiranos, violadores y bandidos, son inmersos en el Flegetonte, río de sangre hirviente.
  • Segundo Giro: Los violentos contra sí mismos están divididos en dos categorías netamente distintas por la diversidad de sus penas: los suicidas son transformados en árboles y los derrochadores son desgarrados por perras famélicas.
  • Tercer Giro: Los violentos contra Dios, la naturaleza y el arte son, de hecho, divididos en tres grupos; los blasfemos están echados en arena ardiente, los sodomitas en cambio corren incesantemente bajo el fuego y, finalmente, los usureros están sentados en la lluvia de fuego.

En este círculo se encuentran Capaneo, Brunetto Latini, Prisciano de Cesarea y Francesco d’Accorso.

los-infiernos-de-dante

Octavo Círculo

El octavo círculo aún castiga a los pecadores que usaron la malicia, pero esta vez en modo fraudulento contra los que no son de confianza. Este infierno se distingue por tener varias fosas en donde se castiga a diferentes pecados.

  • Primera fosa: En la primera fosa se castiga a los proxenetas y a los embaucadores.
  • Segunda fosa: son castigados los aduladores, que se encuentran en excrementos humanos.
  • Tercera fosa: En el hoyo tercero son castigados los que hicieron mercimonio de los bienes espirituales y sobre todo de oficios eclesiásticos. Aquí se encuentra el Papa Nicolás III.
  • Cuarta fosa: En la cuarta fosa, se castiga a los adivinos y a los magos, personas se proclamaban tener las facultades reservadas exclusivamente a Dios. Aquí se encuentra el adivino griego Calcas.
  • Quinta fosa: La quinta fosa está compuesta por un lago de brea hirviente en el cual son inmersos aquellos que tomaron provechos ilícitos de sus cargos públicos.
  • Sexta fosa: Aquí son castigados los hipócritas, quienes están vestidos con pesadas capas de plomo, doradas al exterior. En esta fosa se encuentran: Caifás y Anás, entre otros.
  • Séptima fosa: En la fosa séptima los ladrones son castigados, colocados entre las serpientes con sus manos atadas.
  • Octava fosa: En el hoyo octavo se castiga a los consejeros fraudulentos, encerrados en llamas.
  • Novena fosa: En el hoyo noveno se castiga a los sembradores de la discordia. Dante introduce aquí a Mahoma.
  • Décima fosa: En la última zanja del octavo círculo, se castiga a los falsificadores con diversas afecciones como lepra, rabia e hidropesía.

Noveno Círculolos-infiernos-de-dante

El noveno y último círculo del infierno castiga todavía a los culpables de malicia y fraude, pero esta vez contra quienes se fiaron. Aquí se encuentran los gigantes debido a que se revelaron en contra de la divinidad. Está dividido por zonas siendo el último círculo un inmenso lago de hielo llamado Cocito, formado así gracias al movimiento de las alas de Lucifer.

  • La primera zona del noveno círculo es la Caina, llamada así por Caín. Justamente aquí están los traidores a sus allegados.
  • La segunda zona del noveno círculo es la Antenora, que debe su nombre al troyano Antenor que traicionó a su ciudad.
  • El tercer lugar del noveno círculo es la Tolomea que lleva su nombre en honor al rey egipcio Tolomeo que traicionó al huésped Sexto Pompeyo.
  • La cuarta área del noveno círculo es la Judeca, llamado así por Judas. Aquí están los traidores de los benefactores, plenamente inmersos en el hielo, pero en diferentes posiciones. En el infierno más profundo, castigados por el mismo Lucifer –el primer gran traidor– se encuentran los traidores de las más altas instituciones que son 3: Judas Iscariote, Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino.

Últimas noticias